El rastro de la tormenta

La carretera de acceso a Navarrete mostraba ayer rastros de tierra y encharcamientos dejados por la tormenta. /Miguel Herreros
La carretera de acceso a Navarrete mostraba ayer rastros de tierra y encharcamientos dejados por la tormenta. / Miguel Herreros

La espectacular tromba de agua del pasado viernes generó 76 incidencias en 36 municipios riojanos

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El paso de la gran tormenta que el pasado viernes barrió La Rioja dejó un saldo de 76 incidencias en 36 municipios, según informó SOS Rioja.

La mayoría de los avisos que recibió el centro coordinador procedieron del valle del Najerilla (37 alertas) y de Logroño y el Bajo Iregua (20), que a la postre resultaron las zonas más afectadas. La impresionante tromba de agua que descargó sobre la región en la tarde del pasado viernes derivó en una lista tan larga de daños y destrozos como de localidades afectadas. SOS Rioja recibió avisos casi por todo: inundaciones en carreteras; arrastres de tierras y lodos; entradas de agua en plantas bajas y garajes; daños en fachadas, mobiliario urbano y arbolado; afecciones eléctricas en tendidos...

Alerta amarilla para hoy domingo

El ojo de la tormenta desató toda su furia en Cordovín, Canillas, Cañas, Alesanco, Badarán, Uruñuela, Navarrete, Logroño, Albelda de Iregua, Sorzano, Entrena, Murillo de Río Leza, Enciso, Jubera o El Villar de Arnedo, entre otras muchas localidades.

El Najerilla y el Bajo Iregua resultaron las zonas máscastigadas por los daños en cultivos e inundaciones

Entre las incidencias más graves sobresalen la evacuación de cerca de cien personas del camping de Navarrete, el derrumbe de la medianera de una casa en Sorzano y la salida de vía de dos vehículos, motivada por la 'manta' de agua que cayó sobre El Villar de Arnedo y que, por fortuna, no tuvo consecuencias.

Noticias relacionadas

En Cordovín el aguacero causó cuantiosos daños en el consultorio médico, que se acababa de arreglar, y en Nájera su virulencia creó una importante gotera en la oficina de turismo. Asimismo, la fuerza del agua subterránea levantó el solado de hormigón de la ludoteca de Najerafórum, según informó Félix Domínguez.

Más

Jöel López indicó que en los alrededores de San Asensio se produjeron varios desprendimientos de tierra que afectaron a la circulación en el tramo de la LR-111 entre Hormilleja y San Asensio. Y Sanda Sáinz recogió que los barrios de Cabretón y Valverde, pertenecientes al municipio de Cervera del Río Alhama, permanecieron al menos cuatro horas sin luz. En el casco urbano de Cervera hubo microcortes. Allí no cayó una gota, pero alguna avería por el aguacero en el entorno generó esta situación.

Numerosas carreteras se vieron afectadas por la formación de balsas de agua y el arrastre de lodos y piedras. Entre las de titularidad estatal, figuraron la A-12, la circunvalación de Logroño o LO-20, N-232, N-111 y N-120A. A éstas se sumaron diez vías regionales más, lo que obligó a movilizar tanto a los dispositivos de mantenimiento y conservación de carreteras dependientes del Gobierno de España como del Ejecutivo riojano.

Lenguas de tierra que bajaban desde las fincas por los caminos de acceso en Entrena.
Lenguas de tierra que bajaban desde las fincas por los caminos de acceso en Entrena. / Pilar Hidalgo
Una grúa llega al camping de Navarrete para llevarse los coches dañados de los campistas.
Una grúa llega al camping de Navarrete para llevarse los coches dañados de los campistas. / Pilar Hidalgo
Acequias llenas de barro junto al camping de Navarrete.
Acequias llenas de barro junto al camping de Navarrete. / Pilar Hidalgo
Viña embarrada en el término de Navarrete.
Viña embarrada en el término de Navarrete. / Pilar Hidalgo

Por su parte, para atender las 76 incidencias que se comunicaron desde 36 municipios, SOS Rioja activó un operativo integrado por 40 personas (entre miembros del propio SOS, bomberos, agrupaciones de voluntarios y Cruz Roja, aunque no resultó necesario que estos últimos intervinieran). También se desplegaron en distintos puntos la Guardia Civil y diversas Policías Locales.

Para el jefe de sección de Protección Civil de SOS Rioja, José Fermín Galilea, el episodio de intensísimas precipitaciones y granizo que se vivió el pasado viernes «no es excepcional, pero tampoco frecuente» en nuestra región.

Precisó que tormentas con la violencia de la del viernes, con entre 30 y 70 incidencias asociadas, se dan «entre una y tres ocasiones» cada año, siendo la del viernes «la más fuerte en lo que llevamos de verano».

Siniestros en el campo

Esta concatenación de tormentas estivales mantiene a los agricultores en vilo y muy pendientes del cielo. Ayer ni la Consejería de Agricultura ni las organizaciones agrarias se atrevían a cuantificar las pérdidas que arroja la última gran tormenta. Desde Agricultura remitían a que a partir de mañana comenzará la evaluación de daños. También ARAG-Asaja avanzó que el director de Agroseguro en la zona norte visitará mañana la región para iniciar la tramitación de partes de siniestros.

No obstante, el coordinador sindical de la UAGR, Luis Torres, indicó que, dado que las tormentas y la piedra caen de forma muy localizada, «hay un poco de todo, pero hay zonas muy cascadas». Los cultivos más castigados se sitúan en el Najerilla y en el Bajo Iregua, donde hay viña, cereal y frutales. Para Torrres el mayor inconveniente es que «llevamos un año muy lluvioso y no para». «La viña está presentando mayores problemas de sanidad que en campañas anteriores», afirmó; al tiempo que advirtió de que en el 2018 el mildiu pueda dar muchos quebraderos de cabeza a los viticultores.

Por su parte, el secretario general de ARAG-Asaja, José Antonio Torrecilla, calificaba de «dantesco» el panorama que el pedrisco había dejado en fincas con frutales del Bajo Iregua. Señaló que la fruta que ha resultado golpeada, ya es irrecuperable para plaza, y tendrá que dirigirse a la elaboración de zumos. En cuanto a la viña, consideró que este año las pérdidas que puedan ocasionar los temporales se minimizarán puesto que «ha aumentado mucho la contratación de seguros agrarios», en un sector que tradicionalmente se había resistido a suscribirlos.

Galerías de fotos

En lo que atañe meramente a las tareas de campo, apuntó que «habrá que esperar a que se pueda entrar en las viñas para aplicar con urgencia tratamientos cicatrizantes» en el grano que ha sido apedreado. Respecto de la cosecha del cereal, que había comenzado esta semana en Rioja Alta, comentó que, por ahora, va a resultar «complicado seguir entrando en las fincas» para cosechar, ya que el terreno está enfangado y los granos mojados (sólo se pueden recoger secos).

Y mientras La Rioja evalúa el rastro de la última gran tormenta, hoy vuelve a activarse la alerta amarilla por riesgo de aguaceros en todo su territorio entre las 16 y las 00 horas.

MULTIMEDIA FOTOS Y VÍDEOS

Hemos recopilado las fotos y los que nos han pasado los lectores desde las zonas afectadas, además de las que han hecho los fotógrafos de Diario LA RIOJA.

Pincha aquí para verlos todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos