Ellos también quieren intimidad

Participantes ayer por la mañana en el acto conmemorativo por el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, en el Espolón. :: sonia tercero/
Participantes ayer por la mañana en el acto conmemorativo por el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, en el Espolón. :: sonia tercero

Aspace-Rioja reclama el derecho de las personas con parálisis cerebral a ejercer su sexualidad para vivir «una vida plena»

P. HIDALGO LOGROÑO.

No son niños y niñas eternos, seres asexuados o sin deseo sexual. El acto organizado ayer por Aspace-Rioja para conmemorar el Día Mundial de la Parálisis Cerebral quiso dejar claro que estas ideas corresponden a «un falso mito», por lo que reivindicó el derecho de las personas con esta discapacidad a ejercer su sexualidad y la afectividad para vivir «una vida plena».

El paseo del Espolón acogió la lectura de un manifiesto en el que, bajo el lema 'No mires a otro lado', reclamó, además, «el derecho a la intimidad de nuestro colectivo, ya que el respeto a la sexualidad significa el respeto a los espacios íntimos» y a los momentos íntimos.

«Si volvemos a los inicios de la asociación, no pensamos que podían disfrutar, como cualquier otro ciudadano, de su intimidad»; sin embargo, «es algo que ellos han manifestado y que quieren», afirmó la presidenta de Aspace-Rioja, Manuela Muro.

LA FRASE Manuela Muro Presidenta de Aspace-Rioja «Se necesita una formación muy exhaustiva, pero les vamos a apoyar y ayudar para que disfruten»

«Es cierto que esto va a llevar tiempo y que se necesita una formación muy exhaustiva, tanto para ellos como para los profesionales y las familias» pero indicó que, «como siempre», les van a «apoyar y ayudar para que disfruten».

El acto conmemorativo congregó a numerosas autoridades como el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; el delegado del Gobierno, José Ignacio Pérez; y los consejeros de Salud y Educación, María Martín y Alberto Galiana, respectivamente.

Ceniceros destacó la importancia de continuar trabajando para que «la sociedad acepte con normalidad la expresión de la afectividad y la sexualidad de las personas con parálisis cerebral». Por su parte, Gamarra resaltó que «el derecho a la intimidad es básico e indispensable para lograr la plena inclusión que como sociedad debemos garantizar».

Durante la lectura del manifiesto se hizo énfasis a su vez en los especiales problemas que enfrenta la discapacidad en el mundo rural.

 

Fotos

Vídeos