Una puesta a punto para la vida

Los consejeros, ayer en una de las aulas GTP del Salesianos Domingo Savio de Logroño. :: Miguel Herreros/
Los consejeros, ayer en una de las aulas GTP del Salesianos Domingo Savio de Logroño. :: Miguel Herreros

La Rioja pone en marcha un plan integral (educativo, sanitario y social) para alumnos con graves trastornos de personalidad

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

Del bloqueo, el pataleo y la infelicidad, a la reintegración, el compañerismo y las sonrisas. El novedoso programa Aula GTP (Graves Trastornos de Personalidad) puesto en marcha por el Gobierno de La Rioja en el 2013 para atender a los alumnos con dificultades graves emocionales y de conducta vinculados a determinados trastornos psiquiátricos dejó hace ya tiempo de ser una experiencia piloto. Sus éxitos han acelerado su madurez y acaba de hacerse mayor para convertirse en un plan integral para el que se ha diseñado un protocolo de actuación educacional, sanitario y social de aplicación en las, de momento, 11 aulas terapéuticas de Primaria y Secundaria existentes ya en la región.

El colegio logroñés Salesianos Domingo Savio, el centro que puso en marcha la primera Aula GTP, fue el escenario elegido para la presentación del programa, un acto en el que participaron los responsables de las tres consejerías implicadas: Alberto Galiana, de Educación, Formación y Empleo; María Martín, de Salud; y Conrado Escobar, de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia. Acompañados por el director del colegio, Isaac Díez, y los docentes y psicólogos del plan, los consejeros visitaron las dos aulas terapéuticas para conversar con la decena de alumnos que las integran.

«Yo antes era todo negatividad, pegaba, gritaba... no era bueno, pero ahora he cambiado, soy positivo, soy mejor y estoy feliz», aseveraba uno de los menores en una confesión que se repetía en cada intervención de estos alumnos que completan su formación curricular con otras 'asignaturas' como la inteligencia emocional antes de reintegrarse poco a poco a la 'clase grande', con el resto de compañeros de curso, tras su puesta a punto para la vida.

55 alumnos en 11 aulas

«Los alumnos con graves trastornos de personalidad manifiestan una complejidad mayor a la del resto de menores, ya que a la problemática propia del desarrollo, se une una muy compleja coyuntura social, por ello su presencia en las aulas ordinarias se caracteriza a menudo por la desadaptación, incomprensión, dificultades y la falta de relaciones positivas, destacó Galiana, quien recordó que el objetivo de las Aulas GTP «es integrar al alumno con las garantías suficientes para que sea capaz de adaptarse y formar parte de las clases ordinarias, sintiéndose parte de ella y que también sea sentido, por el resto de sus compañeros, como parte de la misma». Con 11 aulas GTP ya en La Rioja que atienden a 55 niños, el consejero resaltó que llevamos más de un año trabajando las tres consejerías coordinadamente para tratar de llevar un seguimiento en el aula y más allá de ésta en un tratamiento unificado que se plasma en el protocolo que es, además, de obligado cumplimiento».

Orgulloso de un proyecto pionero en España, Galiana se felicitó por los éxitos de la iniciativa: «Se trata de reconstruir personas y estamos viendo que en muchos casos se logra revertir esa situación, muchos de ellos se reintegran en las aulas normales y algunos han acabado ya en la universidad».

Desde Salud, que contará con el trabajo de los profesionales de la Unidad Infanto-Juvenil con tratamientos que pueden ser psicosociales o farmacológicos, su titular, María Martín, resaltó que «unimos todos nuestros recursos para poner a cada uno de estos niños en el centro del sistema y ayudarles a curar, a vivir, a socializar, a ser mejores personas». Finalmente, Conrado Escobar, cuya cartera valorará las diferentes posibilidades de intervención, procurará la implicación familiar e intervendrá en los casos de menores con medidas judiciales, afirmó que «José Ignacio Ceniceros ha hecho de la agenda social el ADN de este Gobierno y este protocolo es un ejemplo más, una verdadera revolución administrativa que sirve para recomponer a estos chicos al acompañarles en su proceso personal de maduración».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos