El PSOE insta a implantar una tarjeta única para el transporte público riojano

Representantes socialistas, ayer en Jorge Vigón. :: j.rodríguez/
Representantes socialistas, ayer en Jorge Vigón. :: j.rodríguez

Los socialistas reclaman varias mejoras en el Metropolitano, como una «receta sencilla» para revertir la despoblación que azota a la región

P. HIDALGO

logroño. El PSOE de La Rioja insta a que se implante una tarjeta única para transportes públicos en la región (interurbano, metropolitano y urbano de las ciudades que lo tengan, entre ellas Logroño).

El secretario general de los socialistas riojanos, Francisco Ocón, planteó ayer esta propuesta entre una batería de medidas en materia de transporte público de viajeros. Según Ocón, que compareció rodeado por otros cargos del PSOE, las mejoras para hacer más «eficiente» este servicio ayudarían a «frenar uno de los mayores problemas que tiene la Comunidad, como es la despoblación».

«Tener un puesto de trabajo y unos servicios sanitarios, sociales y educativos cercanos al domicilio, y un transporte público eficiente» constituyen, en opinión de Ocón, una «receta sencilla» para frenar la regresión poblacional que sufre la región.

En este sentido, el líder de los socialistas expuso que el PP «ha hablado en numerosas ocasiones de la tarjeta única de transporte, pero no ha terminado de hacer nada». Ocón juzgó también «necesario» que «en los servicios nocturnos del metropolitano, las usuarias puedan pedir la parada más cercana a sus domicilios dentro del itinerario habitual de la línea». Esta medida subrayó que «dará más seguridad a las mujeres» frente a posibles acosos o actuaciones violentas.

Asimismo propuso a la Consejería de Fomento que «valore» el funcionamiento de las líneas actuales, en lo referente a nuevas paradas y mejora de las frecuencias en municipios por los que discurre más de una línea, con objeto de que «no pasen tan seguidas» y exista «un mayor tiempo de cadencia».

Finalmente, abogó por recuperar la línea M2 del metropolitano entre Fuenmayor-Navarrete y Logroño. La supresión de la misma obligó a modificar el itinerario de la M1, cuyo itinerario inicial era Cenicero-Fuenmayor-Logroño para desviarlo por Navarrete. Explicó que esta decisión «supuso que un recorrido que podía durar 25 o 30 minutos entre Cenicero y Logroño, se extienda hasta los 50 minutos actuales, lo que ha conllevado que bastantes usuarios dejen de utilizar el transporte público en favor del coche».

El PSOE reclamará la implantación de estas mejoras mediante la presentación de mociones en diversos ayuntamientos y de una proposición no de ley en el Parlamento regional.

 

Fotos

Vídeos