El PSOE urge a revertir el «declive total» del sector turístico

El PSOE urge a revertir el «declive total» del sector turístico
Miguel Herreros

Andreu se compromete a impulsar junto al sector el plan de dinamización y explotar el potencial turístico de La Rioja

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

El turismo riojano carece de estrategia y objetivos concretos, lo que hace que languidezca y el número de visitantes haya caído el año pasado en 27.000. Una coyuntura que se agrava en vista de cómo comunidades vecinas han volcado esfuerzos para hacer más atractivo su destino. Es el diagnóstico de Concha Andreu, que se ha ofrecido a revertir el «declive total» del sector si logra desalojar al PP y llegar a la Presidencia de La Rioja tras las elecciones del próximo domingo. En un lugar tan emblemático como la Calle Laurel, la cabeza de lista del PSOE ha adelantado que la fórmula para alcanzar su propósito tendrá un doble ingrediente. Por un lado, la colaboración con el sector; por el otro, la puesta en marcha del plan de dinamización que ya ha pasado por el Parlamento regional pero que sigue sin activarse. «Los profesionales del sector nos están esperando para dar una vuelta a esto y estamos abiertos a escucharles», ha indicado.

Para Andreu, cualquier política en materia turística debe ir acompañada por el uso de las nuevas tecnologías y un desarrollo sostenible que conjugue el crecimiento económico con el respeto al medio ambiente.

Su compañero de filas y aspirante a ocupar la Alcaldía de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, compartió que «quedan muchas que mejorar» en un ramo en el que tanto La Rioja como su capital deberían ser referentes indiscutibles. «Somos una enópolis, somos bodegas, somos lengua, somos Camino de Santiago... Tenemos que saber contar nuestra historia, lo que constituye nuestro modo de vida», ha señalado para, como Andreu, garantizar que su mandato estará marcado por la complicidad y colaboración de los principales actores del sector. Se trata, como concretó Hermoso de Mendoza, de llevar el «relato» turístico más allá de las fronteras y estereotipos y romper esa barrera que limita las pernoctaciones a los fines de semana, puentes y fiestas muy concretas. Y no sólo con breves estancias de una o dos noches, sino viajes más prolongados que puedan tener a Logroño como lugar de partida para conocer el resto de la comunidad autónoma.