El PSOE acusa al PP de rechazar 18 millones para Servicios Sociales

Andreu defiende que los populares lo hacen por intereses partidistas

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista de La Rioja, Concepción Andreu, ha acusado hoy al presidente del Gobierno regional, Jose Ignacio Ceniceros, de «llegar al absurdo» por rechazar los 18 millones de euros que el Gobierno de España le iba a transferir para servicios públicos, principalmente educación. Según ha explicado Andreu, el rechazo obedece a que en el consejo de política fiscal y financiera se opuso a rebajar los objetivos de déficit, «algo que Europa sí que había autorizado».

Andreu, en rueda de prensa, ha explicado que «mientras el Gobierno de Ceniceros rechaza 18 millones de euros en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y luego pide más financiación para educación en la Conferencia Sectorial».

También ha acusado al consejero de Educación, Alberto Galiana, de levantarse de la sectorial en la que la ministra Celá proponía recuperar, entre otras cosas, la ratio en los colegios o la jornada lectiva previas a la crisis. Andreu interpreta que «hay un engaño porque en Madrid se rechazan estas propuestas y en La Rioja se plantea reducir la jornada a 18 horas».

Andreu añade que «tendrán que dar explicaciones porque se anteponen los intereses partidistas del Partido Popular a los de los riojanos».

El PSOE explica que el lunes 30 de julio, la Ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa convocó a las Comunidades a una reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, para informar sobre la «reversión de los recortes contenidos en el Real Decreto-Ley 14/2012 de medidas urgentes para la racionalización del gasto público en el ámbito educativo, la Ley de recortes del Partido Popular, dado que las circunstancias que supuestamente motivaron estas medidas de excepcionalidad, han desaparecido».

En concreto, la conferencia acordó la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de «poner fin a los recortes educativos del PP referentes a la ratio de alumnos, de la jornada laboral del personal docente y de la sustitución de profesores respectivamente», ha explicado.

Respecto a la ratio de alumnos por aula, que permite a los responsables educativos elevar hasta en un 20% las ratios máximas de alumnos por aula ante la falta de contratación de profesores, «resulta que en los años 2016, 2017 y 2018 la Ley de PGE establece ya una tasa de reposición del 100% del profesorado, por lo tanto ya no existen restricciones en el gasto público para las administraciones y se pueden permitir mantener ratios más bajos de alumnos por aula, eliminando esta medida de excepcionalidad», ha dicho

En cuanto de la jornada lectiva han querido destacar que «con el anterior Real Decreto del PP se veía incrementada, hasta un mínimo de 25 horas en educación infantil y 20 en el resto de enseñanzas, por lo que con la propuesta del gobierno socialista lo que pretende es que las administraciones públicas, las Comunidades Autónomas, con competencias educativas establezcan la parte lectiva de la jornada semanal del personal docente y si se reducen las horas lectivas y se tiene que contratar a más personal, pues que se lleve a cabo».

Y por último, sobre la sustitución de profesores en los centros escolares, que se produce después de haber transcurrido 10 días lectivos desde la situación que da origen a dicho nombramiento, período que deberá ser atendido con los recursos del propio centro docente, tanto en centros públicos como en centros privados sostenidos con fondos públicos.

La ministra Celáa expuso en dicha reunión el anteproyecto que tiene como finalidad «devolver a las Comunidades Autónomas las competencias que tenía sobre los tres aspectos fundamentales, que según el sector educativo afecta de manera muy negativa al Sistema Educativo Español».

Se trata de cumplir los objetivos marcados por el presidente del gobierno Pedro Sánchez, «que consisten en revertir los recortes que el PP ha aplicado en los Servicios Públicos, y que van a suponer más recursos, mejor calidad en la enseñanza y una mayor atención al alumnado».

Sin embargo, en dicha reunión ocurrió «lo que no tenía que haber ocurrido y sin ni siquiera terminar la misma, los consejeros de las Comunidades gobernadas por el PP, entre ellos el Consejero de Educación de La Rioja Alberto Galiana, abandonaron la reunión».

Y lo hicieron «con argumentaciones ya preparadas que resultan tan inconsistentes como esperados», ha dicho Andreu. Es algo que tenían «previamente pactado, una lamentable estrategia que el PP ya traía de casa».

El consejero Galiana «va a tener que dar explicaciones por su actitud a la comunidad educativa riojana, ya que no es de recibo, levantarse de una Conferencia Sectorial en la que se están proponiendo mejoras para el sistema educativo riojano».

La reducción de alumnos por aula, dice el PSOE, «es una reivindicación de toda la comunidad educativa. La Ley Wert aumentó enormemente el máximo de alumnos por aula, hasta un máximo de 28 alumnos en Educación Primaria, 33 en Secundaria y 38 en Bachiller. «¿Hay alguien en su sano juicio de defienda este despropósito?, pues que parece que el Consejero Galiana no quería cambiarla».