LA UE, PRINCIPAL PRODUCTOR MUNDIAL

La Unión Europea es el principal productor mundial de lúpulo, tal y como se recoge en un informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España. Por países, Alemania se sitúa a la cabeza, con una producción media en los últimos años cercana a las 50.000 toneladas. Le siguen República Checa, Polonia, Eslovenia y España.

La principal zona productora del país, mientras, se sitúa en la provincia de León, concretamente en la zona alta de la vega del río Órbigo. En León, de hecho, se ubica cerca del 97% de la superficie total de este interesante cultivo, «muy condicionado» por las exigencias de la industria cervecera. «A la que se dedica el 98% de la producción», se señala en el informe del Ministerio. El resto se dedica a la fabricación de productos cosméticos y terapéuticos.

En el estudio, además, se señala que el número de hectáreas cultivadas en España en el 2014 era de 559 y que, a pesar de que en los últimos ejercicios se había experimentado una tendencia al alza en esos guarismos, tanto la superficie como la producción se habían visto reducidas a la mitad en las dos décadas anteriores. En ese año, por otra parte, el valor total de la producción de lúpulo, según los datos del Anuario de Estadísticas del MAPAMA, supuso únicamente el 0,02% de la producción vegetal total.

Los datos de la FAO, mientras, arrojan que la producción mundial de este producto en el periodo 2009-2014 fue de 125.000 toneladas y en España el valor de las importaciones en el 2015 fue de 9,78 millones de euros. El de las exportaciones, por su parte, se situó en 0,61 millones.

En las estadísticas que acumula la Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja, por último, destacan las cifras del 2016, cuando se recogieron 19 toneladas de lúpulo en la comunidad autónoma, lo que supuso un récord histórico, puesto que hasta ese momento la producción más alta se situaba en las 13 toneladas de 1997. También ese año destacó por los rendimientos, con 2.650 kilogramos por hectárea, más de un millar por encima de lo que se había recogido en la campaña anterior.

En cuanto a los precios, en el 2015 se obtuvieron, según esas mismas estadísticas de la Consejería, 336,59 euros por cada 100 kilogramos de producción.

 

Fotos

Vídeos