El primer acelerador contra el cáncer donado por Amancio Ortega estará en marcha el lunes

Ceniceros y María Martín, ayer, con el equipo de la unidad de Oncología Radioterápica del CIBIR, en la presentación del acelerador lineal donado por Amancio Ortega. :: juan marín/
Ceniceros y María Martín, ayer, con el equipo de la unidad de Oncología Radioterápica del CIBIR, en la presentación del acelerador lineal donado por Amancio Ortega. :: juan marín

El segundo de los dispositivos, que permitirán atacar los tumores con más precisión, estará operativo en el 2019

CARMEN NEVOT LOGROÑO.

El primer acelerador lineal, de los dos financiados por la Fundación Amancio Ortega en La Rioja, entrará en funcionamiento el próximo lunes. Ese día los primeros pacientes recibirán radioterapia a través del nuevo dispositivo que, según explicó ayer el jefe de la Unidad de Oncología Radioterápica del CIBIR, Gustavo Ossola, permitirá tratar el cáncer -a niveles milimétricos- mediante radiaciones con «una altísima precisión», de modo que «podemos hacer un incremento de dosis, que pueden destruir la totalidad de las células de ese tumor, minimizando las posibilidades de que se reproduzca dado que el área que vamos a radiar es lo suficientemente pequeña como para destruir el tumor y no dañar los tejidos que lo rodean».

Un gran avance en el radiodiagnóstico y tratamiento del cáncer en esta región a través de la tecnología de última generación, que está indicada especialmente para algunos tipos de cáncer, como el de próstata, que cada vez tiene mayor incidencia en nuestra comunidad. De hecho, de acuerdo con los datos facilitados ayer por Ossola, cada año se diagnostican 200 nuevos casos con esta patología.

ALGUNAS CLAVES

Incidencia del cáncer
900 personas fallecen cada año en La Rioja a consecuencia del cáncer, que es la segunda causa de muerte en la región tras las enfermedades circulatorias.
1
500 casos nuevos se diagnostican cada año en nuestra región.
Hombre
los más frecuentes en hombres son los de próstata, colorrectal y pulmón.
Mujeres
entre la población femenina los más frecuentes son los de mama, colorrectal y estómago.
Ventajas de los aceleradores
Precisiones inalcanzables hasta ahora
Son capaces de dosificar en tiempo real las dosis de radiación impartidas al paciente mediante el empleo de un potente algoritmo que calcula de forma individual cada rayo X emitido por el acelerador.
Mayor movimiento
Dispone de una mesa robotizada con mayores posibilidades de movimiento y posicionamiento gracias a un sistema de proyección de luz, lo que garantiza precisiones de una centésima de milímetro.
Sincronización con el paciente
Cuenta con un sistema que sincroniza el haz de radiación con el movimiento del tumor teniendo en cuenta la respiración del paciente.

Los aceleradores también presentan ventajas en el tratamiento de tumores de pulmón muy pequeños, aquellos que son diagnosticados de forma muy temprana, ya que quienes lo padecen no necesitarán ser intervenidos quirúrgicamente extirpando parte del órgano afectado. «Este sistema es suficiente para lograr destruirlos», apuntó. Los nuevos dispositivos permitirán también el tratamiento de los tumores cerebrales.

LAS FRASESJosé Ignacio Ceniceros Presidente de La Rioja «Permite tratamientos médicamente mejores y con menos molestias para los pacientes» Gustavo Ossola Unidad Oncología Radioterápica «El control de la enfermedad y la posibilidad de curación van a ser mayores gracias a esta tecnología»

Mediante este sistema serán tratados unos 900 pacientes al año, los mismos que hasta ahora. «El número no va a variar, lo que van a cambiar son los resultados, el control de la enfermedad y la posibilidad de curación, que van a ser mayores gracias a esta tecnología», resumió.

En paralelo, el nuevo aparato posibilitará la radiocirugía estereotáctica-que se practica sin bisturí- cuando el área de radiación sea suficientemente pequeña y permita la destrucción del tumor sin tener que abrir la piel del paciente, lo que supone una ventaja fundamental en el caso de los tumores cerebrales, «puesto que abrir la cavidad craneal trae una serie de secuelas», explicó. También tiene considerables ventajas en los de pulmón porque se puede destruir la lesión sin necesidad de abrir el tórax.

Los dos aceleradores -el segundo estará disponible en el CIBIR en diciembre, aunque no entrará en funcionamiento hasta los primeros meses del próximo año- permitirán tratar cada día en dos turnos de mañana y tarde a 80 pacientes.

El convenio de colaboración suscrito entre el Gobierno regional y la Fundación Amancio Ortega contemplaba también la adquisición de un mamógrafo digital, que se encuentra en funcionamiento en el Hospital San Pedro desde el pasado 2 de febrero. El coste del mamógrafo fue de 250.000 euros y el de los aceleradores supera los 4,5 millones de euros.

El presidente del Ejecutivo riojano, José Ignacio Ceniceros, destacó, durante la presentación del nuevo dispositivo, que va a permitir administrar «tratamientos más precisos y menos invasivos; es decir, médicamente mejores y con menos molestias para los pacientes». En definitiva, añadió, se podrán «aplicar en tiempo real las dosis de radiación precisas y disponer de mayores posibilidades de movimiento y posicionamiento para ser más precisos en la radiación».

Recordó que el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en La Rioja. «Y estos nuevos aparatos van a mejorar la atención médica a las personas que reciben radioterapia cada año», indicó, antes de agradecer a la Fundación Amancio Ortega la financiación de estos aceleradores y del mamógrafo digital.

En La Rioja cada año fallecen unas 900 personas por cáncer, que es la segunda causa de muerte en la región tras las enfermedades circulatorias. Anualmente se diagnostican en torno a 1.500 casos de cáncer y los más frecuentes son el de próstata (21%), colorrectal (17%) y pulmón (13%) en hombres, y el de mama (29%), colorrectal (14%) y de estómago (6%) en mujeres.

Entre las características y prestaciones que ofrecen los nuevos aceleradores lineales, que permitirán realizar tratamientos de forma más rápida y certera, destaca que son capaces de dosificar en tiempo real las dosis de radiación impartidas al paciente mediante el empleo de un potente algoritmo que calcula de forma individual cada rayo X emitido por el acelerador. De esta forma se consiguen precisiones inalcanzables hasta ahora, lo que proporciona, además, menores probabilidades de segundos tumores radioinducidos.

Dispone de una mesa robotizada con mayores posibilidades de movimiento y posicionamiento gracias a un sistema de proyección de luz, lo que garantiza precisiones de una centésima de milímetro (algo imposible con los equipos que funcionaban hasta ahora).

Asimismo está dotado de un sistema que sincroniza el haz de radiación con el movimiento del tumor debido a la respiración del paciente. Ni los equipos antiguos ni los nuevos de la competencia disponen de este sistema. Y al tratarse de un dispositivo digital (sustituye a los antiguos equipos de tecnología analógica), permite la resolución de averías de forma remota por parte de cualquier ingeniero desde cualquier lugar del mundo.

A todo ello se suma que permitirá aplicar hasta diez nuevas técnicas de tratamiento que actualmente no están disponibles. Se trata de la arcoterapia dinámica (IMAT), intensidad modulada volumétrica (VMAT), intensidad modulada estática (Step and Shot), arcos dinámicos conformados, técnicas con haces sin filtro aplanador (FFF), radiocirugía estereotáctica craneal (SRS), radiocirugía estereotáctica extra-craneal (SBRT), radioterapia guiada por la imagen 4D (IGRT-4D), sincronización respiratoria (Gating) y dosimetría In-vivo portal (DIV).