El precio de la tierra se eleva otro 7% el último año y el del viñedo casi el 9%

El precio de la tierra se eleva otro 7% el último año y el del viñedo casi el 9%

El apetito por nuevas plantaciones aumenta la demanda, mientras el buen precio de la uva limita la oferta

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El valor de la tierra, y especialmente del viñedo, continúa al alza en la comunidad riojana, según los datos de la Encuesta de Precios de la Tierra que publica el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En concreto, el valor de la hectárea de tierra en la comunidad riojana se ha disparado casi el 7% con datos del 2017 -los últimos que recoge la encuesta sobre el 2016-, mientras que en el caso de la hectárea de viñedo de secano el incremento es todavía superior al alcanzar el 8,7% en el último año.

Estas tasas de crecimiento se suman a las registradas también el año anterior, con mejoras del 3,3% para la hectárea de tierra en general y del 2% en el caso del viñedo. Así, desde el año 2011 el precio de la hectárea de tierra ha pasado de costar 10.247 euros a 12.800 a finales del año 2017, es decir, un notable incremento de casi el 25% y una rentabilidad muy superior a la que están ofreciendo las inversiones en renta variable, con fuertes convulsiones, y también los depósitos en renta fija con tipos de interés negativos.

En el caso de la hectárea de viñedo en la comunidad riojana, desde el año 2011 se acumula un incremento superior también al 10% (de 30.785 euros a 33.960), que contrasta con lo que sucede en el conjunto del país, según los datos de la encuesta del Ministerio de Agricultura. Además de la demanda, se junta también otro factor para justificar este incremento como son los buenos precios de la uva de los últimos años, que limitan la oferta.

Nuevas plantaciones

Asimismo, la fiebre que durante los años 2016 y 2017 se produjo para acceder a nuevas plantaciones en la comunidad riojana y en la que, antes de ser revisada y limitada, se primaba a aquellos que más superficie disponible acreditaban justificaría también el aumento del precio de la tierra de viñedo en estos dos últimos años. Si bien en muchos casos la acreditación de superficie se hizo con contratos de arrendamiento, se provocó también un movimiento de compraventa que, probablemente, continuará en los próximos años ante la cercanía de la fecha del 2030 con la prevista, si nadie lo remedia, liberalización de plantaciones.

Cava 'no catalán', disparado

En este sentido, hay también curiosos comportamientos del precio de la hectárea de viñedo de secano en las principales regiones productoras de uva de vinificación y que recoge la estadística del Ministerio. Mientras el precio de la hectárea baja a nivel nacional en el último año, condicionada por el fuerte descenso de la tierra en Castilla-La Mancha (-11,2%), el valor de la hectárea de viñedo se dispara el 21,5% en la Comunidad Valenciana y se incrementa también en el 6,9% en Extremadura. Valencia y la comunidad extremeña son las regiones más beligerantes reclamando la ampliación de las superficies para plantar viñedo y elaborar Cava. Por el momento, el Ministerio continúa limitando la expansión, pero cada vez son mayores las presiones políticas. En Castilla y León, otra de las comunidades más importantes desde el punto de vista vitícola, el precio de la hectárea baja el 2,5%, de 19.797 euros en el 2016 a los 19.293 de finales del 2017.

Al margen del viñedo, la Encuesta de Precios de la Tierra anota también un importante incremento del precio de los cultivos herbáceos de regadío en la Comunidad riojana, del 3,9% en el último año y notablemente por encima de la revalorización del 1,3% para el conjunto del país. También el precio medio de los cultivos de secano se incrementa en la región (+4,6%), frente a un alza en el conjunto nacional del 2,6%.

En resumidas cuentas, la tierra se ha convertido en La Rioja en una de las inversiones más rentables de la década, con crecimientos sostenidos tanto en viñedo, como también en tierras de regadío para otros cultivos e incluso de secano, según puede comprobarse en los gráficos adjuntos.

Más