La Policía Nacional detiene en Haro a un hombre reclamado en Rusia por una estafa masiva

Momento de la detención del ciudadano ruso en Haro/ Policía Nacional
Momento de la detención del ciudadano ruso en Haro / Policía Nacional

El individuo, de 41 años, había cambiado su identidad para evitar su extradición

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

La Policía Nacional ha detenido en la localidad de Haro a un hombre de nacionalidad rusa que tenía en vigor una orden de extradición emitida por las autoridades judiciales de su país por un delito masivo de estafa. El individuo utilizaba otra identidad con el fin de esquivar a la justicia y evitar así ser extraditado.

Las investigaciones policiales comenzaron cuando, a través de informaciones procedentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante, se recibió un comunicado en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja en la que advertían de la posible presencia en Logroño o en otras localidades riojanas de un súbdito ruso que podría estar utilizando otras identidades para evitar su localización, y que además estaba buscado en su país de origen para extradición.

Bajo una identidad falsa

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja adscritos al Grupo IV de la Brigada de Policía Judicial, encargados de las labores de localización de fugitivos y reclamados, realizaron las primeras pesquisas para encontrar al individuo. Fruto de las investigaciones, los efectivos descubrieron que el hombre residía y trabajaba en Haro.

De forma inmediata se estableció un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del lugar de residencia y trabajo hasta que el individuo que utilizaba una identidad falsa y decía ser ucraniano fue localizado.

El arrestado vivía y trabajaba en la ciudad jarrera y se hacía pasar por ciudadano ucraniano

El arrestado, un hombre de 41 años de edad y residente en la ciudad jarrera, fue trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía Nacional en Logroño. Ahí fue finalmente identificado mediante el cotejo de las huellas dactilares efectuado por la Brigada de Policía Científica. Posteriormente, se realizaron las correspondientes diligencias policiales y fue puesto a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Haro, desde donde se ordenó su ingreso en prisión y se puso a disposición de la Audiencia Nacional, a la espera de ejecutar el procedimiento de extradición a Rusia.