La Plataforma pro Sanidad Pública pide la reprobación «ciudadana y en el Parlamento» de María Martín

La consejera de Salud, María Martín/Justo Rodriguez
La consejera de Salud, María Martín / Justo Rodriguez

Granda hace «un llamamiento a los grupos parlamentarios de la oposición para que inicien la reprobación y para abrir un debate parlamentario sobre la sanidad»

LA RIOJALogroño

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de La Rioja ha pedido hoy la reprobación de la consejera de Salud, María Martín, por parte de la ciudadanía riojana y del Parlamento regional, ha afirmado uno de sus portavoces, Javier Granda.

Granda y otra de las portavoces de la Plataforma, Elena Sutil, han expuesto, en una rueda informativa recogida por Efe, esta petición de reprobación de la consejera.

Granada ha explicado que desde esta Plataforma se han enviado unas dos mil cartas por correo electrónico «a toda la sociedad civil de La Rioja», incluidas instituciones como la Universidad de La Rioja (UR), centros educativos, colegios, asociaciones de sanitarios y grupos parlamentarios y municipales de la oposición para promover esta reprobación.

Ha relatado que en estas cartas solicitan a los riojanos «ayuda para defender una sanidad pública, universal y de calidad», ya que, al margen de la idea general de que esta región cuenta con un buen servicio sanitario, «no es menos cierto que se están desmontando las bases» del mismo.

En estos cuatro años de legislatura, ha proseguido, el Gobierno de La Rioja del PP no ha aportado «una solución real a los problemas de fondo» y «solo los 287 millones de euros comprometidos en contratos privados son suficientes para que la consejera coja la puerta y se vaya».

Ha indicado que también enviaron estas cartas a los 176 Ayuntamientos de La Rioja, a los que, de forma posterior y como respuesta, se ha dirigido Martín con otra carta que, según Granda, «destila vinagre por los cuatro costados» y que ha considerado «un ataque claro y directo» a las organizaciones que defienden la sanidad.

Ha resaltado que es la primera vez que el Gobierno de PP se dirige a los consistorios riojanos para ofrecerles su disposición a colaborar, que ha sido contestada, ha relatado, por la alcaldesa de Navarrete, María Luisa Corzana, quien ha dicho que «menos cartas y más cuidados a los enfermos» de este municipio, sobre todo, en transporte sanitario.

«Hacemos un llamamiento a los grupos parlamentarios de la oposición para que inicien la reprobación y para abrir un debate parlamentario sobre la sanidad», ha incidido Granda, quien ha añadido que, además, piden a los grupos municipales que presenten mociones para que este debate se inicie en los Ayuntamientos de la región.

Ha expresado que espera que, en un plazo corto de tiempo, se haya solucionado esta reprobación y «sirva para mejorar la sanidad en la región»; y ha añadido que los Grupos Parlamentarios PSOE y Podemos se han mostrado partidarios de presentarla, pero han de contar con Ciudadanos, con quien esta plataforma está en contacto.

Por su parte, Sutil ha expresado que, hace «unos años», esta organización se reunió con la consejera de Sanidad, quien les indicó que «iba a revertir las privatizaciones», pero esto no ocurre.

Ha relatado que el próximo mes de noviembre finalizará el contrato con la clínica Los Manzanos, que se podría no prorrogar para que sea la sanidad pública la que asuma la gestión sanitaria, pero cree que sí que se ampliará este acuerdo, que asciende a más de 29 millones de euros.

La consejera ha formalizado «contratos chapuza», como el del cambio de ascensores en el Hospital de La Rioja, con un resultado «triste» porque las camas hospitalarias no caben en el ascensor, ha expresado.

Esta portavoz ha indicado que se «regalan» las comidas que se elaboran en las cocinas del Hospital San Pedro de Logroño por parte de la clínica privada Valvanera, con un precio de 4,50 euros por las cuatro comidas diarias.

Ha señalado que «el problema fundamental» de las agresiones sanitarias, que «parece que van a ser la normalidad», es que «los pacientes esperan días y horas a que sean ingresados», mientras que «hay una planta (en el Hospital San Pedro) con camas cerradas».

Debido a «los problemas de delitos de abusos sexuales, violencia de género y malos tratos» que se producen día a día en La Rioja, «es urgente un trabajador social por cada centro de salud en La Rioja», pero «la consejera no tiene esa sensibilidad que se necesita para darse cuenta de que esto se tiene que solucionar ya», ha incidido.

Sutil ha recordado que tanto el Juzgado de lo Social como el Tribunal Superior de Justicia consideraron nulos los despidos de tres trabajadoras de la Fundación Hospital de Calahorra, una medida que decidió el Patronato de esta institución, del que Martín es presidenta.

Estos despidos, ha asegurado, se produjeron porque estas trabajadoras le comentaron a la consejera de Salud las «irregularidades» que realizaba el gerente de esta Fundación, Juan Manuel Pacheco, quien, ha dicho, «no puede estar en su puesto».

 

Fotos

Vídeos