Planas confía en Logroño en lograr «un arreglo, aunque sea imperfecto» en relación a la subida de los aranceles

Antonio Díaz Uriel

El titular de Agricultura ha visitado este jueves en Logroño la bodega experimental y la sala de catas de la Universidad de La Rioja y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja

LA RIOJA

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, ha afirmado este jueves en Logroño, en relación a la eventual subida de aranceles anunciada por Estados Unidos, que «un arreglo, aunque sea imperfecto, es mejor que un conflicto».

Planas ha realizado estas declaraciones a los periodistas en la Universidad de La Rioja, donde ha visitado la Bodega Experimental y la Sala de Catas, ubicada en el Complejo Científico Tecnológico y, posteriormente, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja.

El titular de Agricultura ha precisado que comparte la preocupación de los principales sectores afectados, que son, especialmente, el aceite de oliva, la aceituna de mesa y el vino, y ha dicho que tiene una «visión optimista» si «todo estuviera de nuestro lado -en relación a la Unión Europea-, pero no lo está y depende de Estados Unidos».

Planas, quien ayer, miércoles, se reunió en Bruselas con los comisarios europeos de Agricultura, Phil Hogan, y de Comercio, Cecilia Malmström, para abordar esa situación, ha visitado este jueves en Logroño la bodega experimental y la sala de catas de la Universidad de La Rioja y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Visita del ministro de Agricultura al Consejo Regulador de la DOCa Rioja. / Sonia Tercero

El ministro ha confiado en que pueda lograrse «un arreglo, aunque sea imperfecto» y aplicar estrategias de negociación, sobre todo, porque las principales sanciones afectan, fundamentalmente, a los cuatro países del «consorcio Airbus» -Francia, Alemania, España y Reino Unido- y no a todos los países de la UE.

«El Gobierno de España -ha dicho- está haciendo todo lo que está en nuestra mano, en la Comisión Europea, para evitar que se impongan estos aranceles suplementarios», mediante estrategias negociadoras, pero, a fecha de hoy, no puede hacer una predicción de lo que ocurrirá en los próximos días.

Ha subrayado que si, al final, se diera el caso de que se aplican los aranceles, «sería muy duro» para «el aceite de oliva, la aceituna de mesa, el vino, los quesos, el porcino y los cítricos, pero, especialmente, para los tres primeros».

El ministro ha afirmado que el Gobierno de España ha pedido a la Comisión Europea medidas de promoción suplementarias, un asunto que se discutirá el próximo lunes, 14 de octubre, en el Consejo de Ministros de la UE previsto en Luxemburgo, en el que solicitará compensación a los productores si hubiera daños, con carácter permanente, por esta situación, al igual que se hizo, por ejemplo, en el caso de la «crisis rusa» con las frutas y hortalizas.

Ha valorado «la gran muestra de unidad» que ha dado España en este asunto y ha señalado que las guerras comerciales «tampoco son buenas desde el punto de vista económico para el crecimiento internacional y para la creación de riqueza y empleo», pero «las guerras en el sector agroalimentario son más particularmente dañinas para los intereses de los ciudadanos como consumidores».

Por esta razón, «hemos conseguido mantenerlas fuera, hasta ahora, en las relaciones con Estados Unidos, pero hasta aquí» y «es algo que vemos con preocupación y rechazo».

Importancia del sector agroalimentario

En la visita, Planas ha estado acompañado del rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio; el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz; y la consejera de Agricultura, Eva Hita, entre otras autoridades.

El titular de Agricultura en funciones ha destacado también la importancia del sector agroalimentario y el desarrollo de las actividades de formación e investigación en este campo, en el que, además, «La Rioja es pionera».

En lo referente al Brexit, ha indicado que 213 millones de litros de vino de Rioja se pueden afectados por esta situación y, en el caso de los aranceles, son 46 millones.

Cree que la salida del Reino Unido de la UE es «un gran error político» y ha considerado que debe hacerse «de forma ordenada».

En cualquier caso, ha dicho que España es un país que ha sabido afrontar otras dificultades y ha transmitido un mensaje «positivo» y de futuro.

Antonio Díaz Uriel