Cs pide prescindir de expertos para acelerar la renovación del Estatuto

Cs pide prescindir de expertos para acelerar la renovación del Estatuto

Ubis se abre a asumir la propuesta del PP que rehusó firmar en principio, para «enriquecer» la reforma exprés, incluido un mínimo de 31 de diputados

E. SÁENZ LOGROÑO.

Desbrozado el camino para concretar la reforma del Estatuto de Autonomía después de que el pleno del Parlamento haya tomado en consideración tramitar la fórmula exprés planteada por Cs junto al PSOE y el voto favorable del PP -Podemos se abstuvo-, la formación naranja aboga por agilizar al máximo el procedimiento. Después de que los populares registraran el pasado viernes la tramitación por vía de urgencia, el portavoz de la formación naranja en el hemiciclo, Diego Ubis, anunció ayer que su grupo no solicitará la comparecencia de expertos como se prevé en estos casos, emplazando al resto de fuerzas a renunciar también. Se trata, como justificó Ubis, de acelerar al máximo los plazos en uno de los puntos clave del pacto de gobernabilidad suscrito al inicio de legislatura y que se encontraba encallado entre acusaciones cruzadas de obstruccionismo ante la obligación de contar con una mayoría cualificada de 2/3 de la Cámara para su aprobación.

El dirigente naranja aprovechó su comparecencia para apelar a ese obligado apoyo mayoritario sin renunciar tampoco al concurso de Podemos en aras a la unanimidad, aunque afeó al PP tanto su reivindicación como grupo imprescindible para la aprobación como el hecho de haber solicitado en solitario la petición de urgencia. «Todos somos necesarios», puntualizó respecto al primer aspecto para, sobre el seguro, avanzar que su partido se hubiera sumado «de mil amores» a la petición de acortar los plazos de haber sido consultado.

Las críticas a los populares no obstan para que Cs esté abierto a secundar la postura que el Grupo Popular avanzó que adoptará ahora que el proceso entra en fase de comisión: enmendar la reforma exprés con el documento que el PP negoció con Cs pero que en última instancia los 'naranjas' rehusaron firmar instando a lograr la complicidad del PSOE. «Así se lograría enriquecer la reforma y hacerla más amplia», opinó Ubis, para recordar que el texto al que la semana pasada el Parlamento dio luz verde a tramitar se constriñe, inicialmente, a un puñado de puntos. Desde la limitación a dos mandatos del presidente del Gobierno a no hacer obligatorio que el senador autonómico sea diputado regional y, sobre todo, suprimir los aforamientos. «La reforma del Estatuto nos acerca a los riojanos, que exigen el fin de los privilegios de los políticos», arguyó, mostrándose dispuesto a limar la, a priori, mayor diferencia entre ambos textos: la horquilla de diputados que la reforma exprés sitúa en un mínimo de 25 -pese a que el PSOE siempre lo ha rechazado para no menguar la Cámara- y la propuesta del PP de un suelo de 31 con un máximo en todo caso de 39. «Ésta sería una buena opción», avanzó Ubis, para recordar que la cifra exacta debe concretarse luego en la Ley Electoral y existe un consenso tácito de no bajar en ningún caso de los actuales 33 escaños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos