Un perro ha muerto y cinco han sido atendidos por comer carne envenenada esta semana