Pepe Álvarez: «La izquierda debe dejarse de exquisitices y poner las luces largas para formar gobiernos»

El secretario general de UGT ha advertido en Logroño de que «los trabajadores no entenderían la barbaridad de que los cambios que han votado se viesen frustrados»

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado esta mañana en Logroño la formación de gobiernos tanto a nivel regional como nacional que respondan «al voto mayoritario y amplio de izquierda de este país» para «introducir los cambios que los trabajadores necesitan y han demandado en las urnas». Para ello, Álvarez ha instado a los partidos de izquierda a «no ponerse exquisitos» y a «entenderse en su pluralidad y diversidad», porque las posiciones maximalistas sólo favorecerían que «el cordón sanitario» de las formaciones de centro-derecha frustrase esa transformación, «lo que la mayoría social de este país no entendería».

Álvarez ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de participar en la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Logroño en una asamblea con delegados del sindicato en La Rioja en la que ha estado acompañado por los miembros de su comisión ejecutiva federal y de todas las federaciones estatales de la central. La visita de la cúpula nacional de UGT se cierra esta tarde, a las 20, en el cementerio civil de La Barranca (Lardero), donde Álvarez inaugurará una placa conmemorativa en honor a los ugetistas represaliados durante la dictadura. Ambos actos se enmarcan en la celebración del 130 aniversario del sindicato.

El secretario general de UGT ha sostenido que la formación de gobiernos es «urgente» y ha conminado a las formaciones de izquierda a «poner las luces largas». «Es imprescindible», ha subrayado. «Este es un país que ha votado izquierda y ha habido un vuelco, aunque la alianza del tripartito de Colón haya impedido que se visualice en algunos ayuntamientos», ha dicho. «Pero lo cierto es que este país ha votado a izquierdas plurales y diversas, tanto en el ámbito ideológico como en el relacionado con la composición territorial, que deben entenderse y reflexionar, y a las que los ciudadanos han dado una nueva oportunidad para que trabajen de forma conjunta«, ha insistido.

Sobre si la exigencia de ministerios realizada por Unidas Podemos está condicionando la posibilidad de propiciar un acuerdo con el PSOE, el líder confederal de UGT ha señalado que la presencia de Pablo Iglesias en el Consejo de Ministros «no sería negativa, como tampoco sería dramático si no estuviera». Sin embargo, ha puntualizado «creemos que estamos en una fase en la que deberíamos hablar más de proyectos, de cuáles son las políticas que van a cambiar y el cómo se compone el Gobierno debería ser en algún otro momento«. Porque «lo que queremos es que se conforme una mayoría de izquierdas, que es muy amplia, nada justita, en el Parlamento español». Y que sea capaz de romper cordones sanitarios, «que se ponen a algunos y a otros no», porque este país tiene muy poca memoria y VOX, así lo reclaman ellos mismos, son los herederos de los genocidas de la Guerra Civil española«. Así que, «cuidadín, cuidadín, porque si llegamos a este punto, la izquierda en este país puede ser tan exquisita que finalmente el cordón sanitario impida los cambios que los trabajadores han votado, lo que sería una barbaridad que no entendería la mayoría de los votantes de izquierdas«.

Para Álvarez, tras los dos últimos procesos electorales «es el gran momento de repartir la riqueza y acabar con la degradación de las condiciones laborales». Así ha explicado que «hay 3,5 millones de desempleados, mucha gente que, aun trabajando, duerme en la calle porque no puede acceder a una vivienda y un tercio de los salarios están en torno al mínimo interprofesional (SMI)». Eso fuerza a los sindicatos a «poner la directa para exigir reformas, el desmontaje de la reforma laboral del 2012, inversiones en políticas sociales, un sistema educativo igualitario que no discrimine a la gente desde la cuna, un sistema público sanitario en condiciones y política sociales». «Cada día nos dicen que ya estamos prácticamente fuera de la crisis, pero sigue habiendo muchas personas que no llegan a fin de mes». En este sentido, Álvarez ha criticado duramente al Banco de España por sus últimas advertencias sobre la penalización para el empleo que supondrá la subida del SMI a 900 euros o sus recomendaciones sobre el futuro de las pensiones: «Está desbocado y debe dejar de sacar estudios y dedicarse a lo suyo».