«Lo peor fue cuando mi hijo pensó en quitarse de en medio»

«Lo peor fue cuando mi hijo pensó en quitarse de en medio»

La familia del joven que denunció abusos en Lejona tuvo que trasladarse a Haro. El padre, Juan Cuatrecasas, recuerda su experiencia |

L.J.R. LOGROÑO.

Juan Cuatrecasas habla con tranquilidad. Apenas faltan unas horas para que comience el juicio contra el presunto abusador sexual que atacó a su hijo en el colegio Gazteluate de Lejona (Vizcaya) y reconoce que tiene «ganas de que acabe y de que se haga justicia». Ha sido un calvario de casi una década que a su hijo, hoy tiene 22 años, le ha pasado una factura «en forma de shock postraumático habitual en este tipo de delitos».

Markel fue quien, al alcanzar la mayoría de edad, decidió denunciar a su exprofesor y presunto abusador. Todo después de que, recuerda su padre, «el colegio no colaborara en nada. No le interesaba la salud de mi hijo ni siquiera el profesor, solo su presunto buen nombre».

«Los peores momentos fueron cuando mi hijo verbalizó su idea de quitarse de en medio, verle como un muñeco roto, postrado en el suelo y desquiciado por todo lo que le hizo ese señor. También cuando la Congregación para la Doctrina de la Fe vaticana archivó el caso. La investigación que hicieron fue una trampa», recuerda Cuatrecasas que ahora, junto a otras entidades, se ha comprometido en la lucha contra los casos de abuso y promueve «la ampliación del periodo de prescripción de estos delitos».

Markel, «con el paso del tiempo, ha ido suavizando alguna de sus secuelas», aunque su padre teme que su declaración en el juicio haga que afloren aquellos recuerdos. También se muestra sorprendido con la petición de tres años de prisión de la Fiscalía. «Nosotros pedimos 10 por abuso continuado y dos agravantes que no entiendo por qué no aplica el Ministerio Fiscal. Ellos sabrán. En todo caso creo que, en cuestión de menores en general y en este caso, su actuación se ha visto rodeada de muchas actitudes poco comprensivas».

¿Presiones? «Nosotros recibimos tres amenazas y nos trasladamos a La Rioja. No sé si ha habido presiones a la Fiscalía pero me remito a las declaraciones de Juan Calparsoro antes de dejar su cargo. Le preguntaron eso y su respuesta fue que sí. Él llevó nuestro caso».

 

Fotos

Vídeos