Peones, médicos y cuidadores, profesiones con mejores perspectivas de empleo en La Rioja

Peones, médicos y cuidadores, profesiones con mejores perspectivas de empleo en La Rioja

Podólogos y peluqueros a domicilio serán cada vez más necesarios en el sector de la dependencia, según un estudio del SEPE

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Ni abogados ni bomberos ni periodistas. Peones de la industria manufacturera, cuidadores de personas dependientes y personal sanitario, como odontólogos, fisioterapeutas, médicos y enfermeras, son las ocupaciones con más posibilidades de encontrar un empleo en La Rioja. Así lo recoge el último informe sobre el mercado de trabajo en la región difundido por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que pone de relieve las buenas perspectivas en el sector de la dependencia. Debido al envejecimiento de la población, se van a requerir gerocultores con mayor especialización, geriatras, neurólogos y psiquiatras especializados en trastornos por demencias.

Más

También enfocado en la atención a la dependencia, el documento del Ministerio de Trabajo señala que cada vez serán más necesarios autónomos que atiendan a las personas mayores en centros o en domicilios, como peluqueros, podólogos, fisioterapeutas y mediadores familiares especializados en conflictos por herencias, entre otros.

En el escalafón de profesiones con futuro en esta comunidad, figuran además los camareros, cocineros y ayudantes de cocina, vendedores y comerciales, y programadores y diseñadores de web. Sobre estos últimos, el SEPE alerta acerca de la dificultad en la contratación de ingenieros informáticos.

Por sectores, las actividades económicas con mejores perspectivas de generación de empleo están relacionadas sobre todo con las industrias agroalimentarias, fundamentalmente vinícola, cárnicas, verduras, precocinados, champiñón, agricultura biológica e industria conservera. En este punto, el informe destaca el incremento de las exportaciones y de las inversiones en mercados emergentes, así como la recuperación del consumo. Las amenazas para este sector, con gran peso en La Rioja, son la competencia de los mercados asiáticos y la progresiva automatización de los procesos.

El talón de Aquiles de la región siguen siendo las infraestructuras de transporte, dice el informe

Turismo y hostelería, por el fuerte incremento de la demanda y el aumento del turismo cultural y del enoturismo, y la asistencia a las personas, son los siguientes sectores con un mejor horizonte laboral. En la lista también aparecen informática y comunicaciones, nanotecnología y las industrias del calzado y la automoción.

El informe aborda, en términos generales, los puntos fuertes de esta región, y de ellos señala el peso que supone el sector industrial respecto al PIB, especialmente la industria agroalimentaria y la del calzado. Además, «existe una apuesta decidida por la innovación y la calidad, que hace a las empresas más competitivas».

En el lado opuesto, el talón de Aquiles de La Rioja es, según el SEPE, la carencia de infraestructuras de transporte, tanto en ferrocarril como en carreteras y el pequeño tamaño de las empresas que dificulta la inversión en I+D+i y el desarrollo de proyectos de mayor envergadura.

Aunque en menor grado, La Rioja suma otras desventajas, como la concentración de la población en Logroño, la capital, y en su área metropolitana, y las desventajas competitivas con las provincias limítrofes, como País Vasco y Navarra, que tienen competencias normativas en tributación. Finalmente, el informe da un tirón de orejas por la falta de medidas para reincorporar al mercado de trabajo a parados de larga duración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos