Peligro: anisakis en su pescado

Peligro: anisakis en su pescado

España, con un consumo de 26 kilos de pescado por habitante y año, es el país de Europa con mayor incidencia de infestaciones por este parásito Sanidad eleva de dos a cinco días el tiempo de congelación del pescado crudo para evitar la infección

MARTA HERMOSILLA / I.M.LOGROÑO.

El anisakis, fiel compañero de algunas especies marinas, vuelve a convertirse en un terrible huésped de miles de españoles. Con 8.000 intoxicaciones al año, nuestro país encabeza la lista, junto a Japón, con un consumo de 26 kilos de pescado por habitante y año.

Dentro del territorio nacional «hay que tener en cuenta que no se van a dar los mismos casos de intoxicaciones en zonas costeras que en el interior, donde el consumo y el acceso del pescado son menos frecuentes», destaca el director general de Salud Pública y Consumo de Gobierno de La Rioja, Juan Ramón Rábade. Por ende, el País Vasco, lidera la lista nacional de afectados por anisakis, esta afección de carácter parasitario que en dicha zona del Norte de España no hace más que crecer a medida que pasan los años. De igual manera, con incidencias muy similares, comunidades como Cantabria y Andalucía cuentan con 30 casos de infestaciones por cada 100.000 habitantes.

Lo que debe saber...

-Síntomas
Reacción alérgica
Las larvas pueden causar urticarias, lesiones cutáneas, angioenemas... Hasta reacciones más graves como shock anafiláctico, lo que puede suponer un peligro vital.
Problemas gástricos
Dolor abdominal intenso, náuseas, vómitos y diarreas.
-Tratamiento
Reacción alérgica
Antihistamínicos y corticoides. En los casos más graves, uso de adrenalina.
Problemas gástricos
Muchos de los casos se resuelven de manera espontánea, sin embargo, a veces puede ocasionar una obstrucción intestinal que puede conllevar una intervención endoscópica para su eliminación.
-Prevenciones
Al comprar
Si se compran los peces con vísceras, sacar las tripas cuanto antes.
Al cocinar
Las preparaciones mediante cocción, fritura, horneado o plancha destruyen al parásito a una temperatura igual o mayor a 60grados. Se debe cocinar el pescado por lo menos durante un minuto toda la pieza.
Al congelar
Mantener los pescados a una temperatura de igual o inferior a -20 grados y mantener el producto congelado durante cinco días.

El anisakis es un parásito que puede encontrarse en multitud de pescados que provengan del mar (merluza, bonito, anchoas y boquerones en su mayoría) y cefalópodos (calamar, pulpo o sepia). Según estudios recientes de la OCU, en España, hasta el 36% del pescado tiene anisakis, especialmente el que viene del Cantábrico (50%) y en menor medida del Mediterráneo (6%).

La ingesta de este gusano en humanos puede provocar alteraciones digestivas (anisakiasis) y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves. El tratamiento de esta infestación dependerá de la gravedad y tipo de dolencia. Si se ha producido una reacción alérgica «se usarán fármacos antihistamínicos para reducir la respuesta del organismo a ese cuadro de tipo alérgico provocado por el anisakis», relata Rábade. En las dolencias gastrointestinales, recuerda el director general de Salud Pública y Consumo, «los episodios se resuelven de manera espontánea». Sin embargo, a veces ocasiona una obstrucción intestinal que puede conllevar una intervención endoscópica para su eliminación.

Las comunidades con mayores infestaciones son las costeras: País Vasco, Cantabria y Andalucía

La temperatura de congelación de los pescados no debe superar los -20 grados

La aparición de los primeros casos de infestación por anisakis en humanos tras la ingesta de pescado congelado ha llevado al Ministerio de Sanidad a aumentar el tiempo de congelación del pescado de dos a cinco días. Para Juan Ramón Rábade, esta ampliación se ha dado por dos razones diferentes: «Por un lado, analizando varios estudios, hemos observado cómo este tipo de parásitos se hacen resistentes a temperaturas mínimas y por otro lado, las congelaciones domésticas se hacen en frigoríficos con menos de tres estrellas, por lo que no se garantiza que esta congelación sea constante».

Por ello, para disfrutar de un buen pescado, además de aconsejar que hay que fijarse bien del estado del pescado en el momento de comprarlo, Rábade recuerda que para eliminar las larvas hay dos métodos: congelar el pescado durante cinco días a -20 grados o cocer la pieza a temperaturas altas, más de 60 grados.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos