La operación salida del 1 de julio se saldó sin accidentes y con 10 positivos por alcohol y drogas

Control de alcoholemia en las inmediaciones de Logroño. /Juan Marín
Control de alcoholemia en las inmediaciones de Logroño. / Juan Marín

Durante el operativo los agentes del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de La Rioja practicaron 632 pruebas de alcoholemia

LA RIOJA

La primera operación especial del verano desplegada por la Dirección General de Tráfico (DGT) se cerró en La Rioja sin víctimas al no registrarse ningún accidente de circulación entre el 28 de junio y el 1 de julio, según destacó ayer la Jefatura de Tráfico en La Rioja en una nota remitida por la Delegación del Gobierno.

La operación, sobre la que se destacó que «la circulación fue en general fluida y los horarios de mayor intensidad fueron entre las 16.00 y las 22.00 horas del viernes y del domingo pasados», no registró ninguna víctima mortal ni heridos graves ni leves al no contabilizarse siniestro alguno.

Durante el operativo, que se desarrolló desde las 15.00 horas del viernes, 28 de junio, hasta las 0.00 horas del lunes, 1 de julio, los agentes del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de La Rioja practicaron 632 pruebas de alcoholemia, de las que 8 fueron positivas, el 1,27% del total; y ocho test de drogas, con resultado positivo en 2 de ellas, lo que supone el 25% de los controles de estupefacientes practicados.