Los nuevos medidores de glucosa para menores les evitarán entre 6 y 8 pinchazos

Los nuevos medidores de glucosa para menores les evitarán entre 6 y 8 pinchazos

Se trata de un sistema de monitorización de glucosa mediante sensores que va bajo la piel

LA RIOJA

La Consejería de Salud de La Rioja ha iniciado esta semana el suministro de los nuevos medidores continuos de glucosa «tipo flash» a los menores de 18 años con diabetes, lo que evitará entre seis y ocho pinchazos a unos 90 riojanos de entre 4 y 17 años con diabetes tipo 1.

La consejera de Salud, María Martín, ha asistido hoy a la presentación de estos nuevos dispositivos en el Hospital San Pedro de Logroño, en la que ha participado la primera paciente que ha recibido este sensor en la región.

Ha explicado que, con estos dispositivos, se consigue, «de forma rápida, sencilla e indolora», vigilar la enfermedad a cualquier hora del día y prescindir de pinchazos en el dedo para el control en sangre, «lo que repercute de forma muy beneficiosa en la calidad de vida y la seguridad del paciente».

La incorporación de esta tecnología, ha dicho, se debe al compromiso de adhesión suscrito por el Sistema Riojano de Salud al estudio que coordina el Ministerio de Sanidad sobre el sistema de monitorización de glucosa mediante sensores «tipo flash».

Ello garantiza el acceso a esta prestación de todos los usuarios que cumplan los criterios establecidos para utilizar esta herramienta.

La Consejería destinará 220.900 euros a contratar el suministro del sistema de monitorización de glucosa para los años 2018, 2019 y 2020.

La prescripción de los sensores, que se efectuará de manera progresiva, está coordinada en La Rioja por los servicios del Hospital San Pedro de Pediatría, para menores de 14 años; y Endocrinología, para pacientes de 14 a 17 años.

El sistema de monitorización de glucosa mediante sensores «tipo flash», que permite medir la glucosa de forma continua, en tiempo real, se compone de un sensor, que se inserta debajo de la piel y tiene una vida media de catorce días;, y un transmisor, que envía la señal a un dispositivo receptor o monitor, encargado de informar de la lectura realizada.

Los datos de días, semanas y meses registrados en el monitor pueden descargase en un ordenador y el sistema informa de tendencias de la glucosa, por lo que resulta de gran utilidad para la persona con diabetes y para el equipo de profesionales que le atiende.

El usuario solo tiene que pasar un lector electrónico sobre un parche sensor que tiene colocado en el brazo y, así, puede prescindir, en parte, de los pinchazos en el dedo y/o limitarlos a la toma de decisiones críticas, dado que la exactitud de las mediciones de los sensores es inferior a las de las glucemias capilares.

La abundante información retrospectiva y a tiempo real que aporta el dispositivo supone una ayuda para mantener los niveles de glucosa en el rango deseado, previene las posibles desviaciones y evita las sobreactuaciones en hipo e hiperglucemia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos