Nuevo choque entre el grupo parlamentario y la dirección regional

La disputa entre los dos bandos de Podemos escribió ayer su enésimo capítulo tras la abstención que Natalia Rodríguez, la única diputada afín a la dirección de Garrido y apartada por sus compañeros de escaños, dio en el hemiciclo a la petición de comparecencia de la presidenta del Tribunal de Cuentas y que, junto al 'no' del PP, quedó abortada. En sendas notas de prensa, la dirección respaldó a Rodríguez y el grupo parlamentario censuró su voto.

 

Fotos

Vídeos