Nueve víctimas mortales menos que el año pasado

La jefa de Tráfico de La Rioja, Beatriz Zúñiga, informó ayer de que, en lo que va de año, se han registrado cinco fallecidos en las carreteras riojanas, «una cifra dramática», pero que supone una reducción respecto a las catorce víctimas mortales contabilizadas en el mismo periodo del 2017.

En este balance, estimó Zúñiga, puede tener que ver el desvío de vehículos pesados que se produjo de la N-232 a la autopista AP-68, en la que «el año pasado hubo ocho fallecidos y ninguno en lo que va de este ejercicio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos