Con los nervios y la suerte a prueba

Centenares de aspirantes concurrieron a las pruebas selectivas en La Laboral. /Jonathan Herreros
Centenares de aspirantes concurrieron a las pruebas selectivas en La Laboral. / Jonathan Herreros

Casi 700 aspirantes estaban citados ayer a las oposiciones de operario de la Comunidad

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Un vistazo al reloj, una última mirada al atardecer, un cigarro rápido y palabras de ánimo... Un total de 681 personas estaban convocadas ayer a las oposiciones de operario de la Comunidad Autónoma que acogió el IES La Laboral.

Minutos antes de las 18 horas, los centenares de aspirantes a las cinco plazas en liza hicieron su entrada en el instituto situado en Lardero.

A la carrera y muy esperanzado llegaba Julián Tomás. «Acudí a las que hubo hace dos años y quedé entre los primeros, gracias a lo cual estoy trabajando», relató. Ayer él, como el resto de los que concurrieron, se enfrentaba al psicotécnico. Esta prueba resulta eliminatoria de cara al teórico. «Como hay más vacantes que plazas, trabajas seguro», expuso Tomás, quien no dudó en repetir experiencia con esta oposición ya que «con más de 50 años, si no es en la Administración resulta complicado encontrar un empleo».

Rocío Bernal, en cambio, llegó para «probar suerte y probarme». Ella se está preparando para las pruebas selectivas de auxiliar administrativo; pero como la oposición de operario comparte temario, decidió intentarlo. «He estudiado para más que para estas pruebas», confesó; pese a lo cual se declaró «nerviosa».

Intenciones

Arancha Marete lo tenía muy claro. «Vengo a por ello, no a probar suerte», confesó a las puertas del IES La Laboral. En su caso, actualmente cuenta con un empleo pero se decidió a participar en la oposición porque una plaza fija le aporta «estabilidad».

A esta vecina de Logroño, el que hubiera 681 aspirantes para 5 puestos le preocupaba un poco. «Está complicado, pero no es imposible», afirmó. «Además si te quedas en buena posición, te llaman para listas», indicó.

Otros apuraban un cigarrillo a las puertas de La Laboral algo más confiados. «Mi objetivo es trabajar en la Comunidad como auxiliar administrativo; pero voy a intentar la oposición de operario porque tiene menos temario y resulta más sencilla. Y ya luego puedo llegar a auxiliar administrativo mediante promoción interna», señaló uno de los que concurrió a la convocatoria. «Además, como hoy -por ayer- es el psicotécnico, tampoco tienes que matarte la cabeza», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos