Mismo diagnóstico

Gobierno y FER coinciden en la difícil situación de la economía regional. Para revertirla, dicen, es urgente trabajar en formación, buscar un nuevo modelo productivo y reindustrializar La Rioja