Una manifestación de récord para unfeminismo en auge

La manifestación inundó la Gran Vía de Logroño desde la fuente del vino a la fuente de los ilustres, donde no paró de pasar gente durante 40 minutos aproximadamente./Justo Rodriguez
La manifestación inundó la Gran Vía de Logroño desde la fuente del vino a la fuente de los ilustres, donde no paró de pasar gente durante 40 minutos aproximadamente. / Justo Rodriguez

Logroño se echa a la calle en unamultitudinaria marcha que llegó a llenar una calzada de la Gran Vía | La convocatoria unitaria bajo el lema '¡Hoy y siempre, vivas, libres y combativas' congrega a miles de personas en pro de una igualdad real

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Sería muy osado precisar una cifra, tanto como querer abarcar la propia marcha con la vista pues en un momento dado llegó a llenar una de las dos calzadas de Gran Vía en toda su extensión, pero poco aventurado situar la asistencia en los cinco dígitos. La Policía Nacional hablaba de 15.000 personas justo cuando la cabecera llegaba a la fuente de Murrieta tras una hora de un recorrido pateado como siempre pero pocas veces tanto. El 8M del 2019 vivió una manifestación de récord, tan multitudinaria que desde ahora pasará a formar parte por derecho propio de las manifestaciones históricas que se recuerdan en Logroño.

Miles de logroñesas y logroñeses de todas las edades marcharon por las calles del centro de la capital de La Rioja, esta vez sí, bajo un unitario lema: ¡Hoy y siempre, vivas, libres y combativas! Muchas pancartas y mensajes, sí, pero ni una sola de partido político o sindicato alguno. Un solo color, el de la mujer. Y es que, por primera vez, se impuso la unidad. El feminismo, en auge, hizo una verdadera demostración de fuerza en Logroño. De las que marcan un antes y un después, como quedó claro ya el año pasado.

Opinión | María José Lumbreras

Ambiente reivindicativo, mucho, pero también de celebración... de fiesta, que también. «Creemos que es compatible la lucha con la alegría de estar juntas y seguir adelante con nuestro combate... con seriedad, por supuesto, por todo lo que nos corresponde y nos queda por conseguir», explicaba Laura Juarros, portavoz de la Coordinadora Huelga Feminista La Rioja, artífices de todo junto a la Plataforma 8 de Marzo.

Más

Ambas querían que la manifestación de ayer fuese una muestra de empuje inédito en la lucha por la igualdad y los derechos... y así fue. De principio a fin. Desde la plaza del Ayuntamiento a la concha de El Espolón. Allí, Marta, Erika, Silvia y Nuria, entre otras, dieron lectura a un manifiesto ante un paseo desbordado como solo pasa en días señalados. En días grandes. Importantes de verdad.

Diferentes momentos de la manifestación. / Justo Rodriguez

Antes hubo un minuto de silencio en la fuente de Murrieta en memoria de las mujeres asesinadas víctimas de la violencia machista. Y hasta una mención en recuerdo de las que lo empezaron todo. «El 8 de marzo de 1857 un grupo de trabajadoras textiles de la ciudad de Nueva York decidieron por primera vez en la historia salir a la calle para protestar por sus míseras condiciones laborales», se leyó. Y se aplaudió.

Lemas y canciones se fueron sucediendo durante todo el recorrido... contra la desigualdad, la discriminación y, sobre todo, contra el machismo y todos sus males. 162 años después la lucha sigue. «No vamos a parar, no nos vamos a ir, no nos van a callar... ¡Ni un paso atrás!», fue la traca final.