Lunes Santo, con monasterios cerrados; en Pascua, abiertos

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Muchos de los visitantes que recorren ya La Rioja en las vísperas de Semana Santa encontraron ayer vedado su acceso a los monasterios riojanos, que como cada lunes, excepto el de Valvanera que abre todos los días, atrancaron sus puertas. La estampa no se repetirá el día 22, Lunes de Pascua, jornada festiva en la que todos los edificios monasteriales de la región abrirán sus centenarias celosías para acoger a los visitantes que quieran despedirse de la región con una última visita.

Además, la Oficina de Turismo de La Rioja ha reforzado desde el domingo su servicio, con un horario ininterrumpido de 9 a 20 horas los días laborables y de 10 a 20 los fines de semana y festivos, que se prolongará hasta mayo.