Logroño rinde homenaje al jurista, filósofo e historiador Luis Díez del Corral

Recuperación de la semblanza de Luis Díez del Corral en un acto que ha tenido lugar en la biblioteca Rafael Azcona./AYTO. LOGROÑO
Recuperación de la semblanza de Luis Díez del Corral en un acto que ha tenido lugar en la biblioteca Rafael Azcona. / AYTO. LOGROÑO

Logroño tributa un homenaje al jurista desaparecido hace veinte años

LA RIOJALogroño

El Ayuntamiento de Logroño ha tributado hoy un homenaje a la figura del jurista, filósofo e historiador de la ciudad, Luis Díez del Corral, considerado uno de los principales teóricos del liberalistmo democrático conservador del siglo XX.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha presidido este homenaje, celebrado en el vigésimo aniversario del fallecimiento de Díez del Corral, junto a la directora de la Real Academia de la Historia, María del Carmen Iglesias, quien ha disertado sobre la figura y obra del homenajeado, y su hija Rosario Díez del Corral.

Carmen Iglesias, en declaraciones a los periodistas, ha destacado «la altura internacional» de este intelectual, «conocido en toda Europa» y lo ha definido como «un elemento de destino, en el sentido de que nuestras vidas hubieran sido algo diferentes sin él».

Ha precisado que tuvo «la suerte» de estar cerca de Luis Díez del Corral, desde que tenía 20 años, «como alumna, profesora y en la cátedra».

La directora de la Real Academia de la Historia ha valorado también que el Ayuntamiento de Logroño le haya tributado este homenaje porque fue una persona que «amaba profundamente su tierra».

Avanzar y no estancarse

Licenciado en Filosofía y Letras y Derecho por la Universidad Central de Madrid, Díez del Corral amplió sus estudios en las universidades de Friburgo y Berlín.

Muy joven, en 1936, ingresó por oposición en el Cuerpo de Letrados del Consejo de Estado. Defendió su tesis doctoral en Ciencias Políticas y Económicas titulada «El Liberalismo doctrinario» en 1944, y en 1947 se convirtió en el primer catedrático de Historia de las Ideas y las Formas Políticas de España, cargo que desempeñó hasta su jubilación en 1982.

La alcaldesa de Logroño también ha resaltado el ejemplo que la figura de Díez del Corral supone para la sociedad actual, centrado, sobre todo, en su actitud como docente, al defender la libertad como base del pensamiento, que fue «su magisterio dirigido a pensar y no a qué pensar».

Otro de los rasgos de su personalidad que ha sido resaltado es la constante insatisfacción, «entendida como el optimismo más vivo y latente que conduce al ser humano a no estancarse, a no conformarse y a avanzar de forma constante».

«Detrás de cada persona cuya doctrina y vivencia han dejado huella existe un denominador común comandado por una feliz insatisfacción, por una necesidad sana e irremediable de no cesar jamás», ha afirmado Gamarra.

La hija del homenajeado ha subrayado la «enorme alegría» que supone para toda la familia este reconocimiento porque su padre era una persona que «se consideraba un buen riojano; estaba muy vinculado a esta tierra, en especial, a Logroño, no solo por sus orígenes familiares sino por su formación».

«El atribuyó siempre gran parte de su manera de ser y de conocer al Instituto Sagasta, de cuyos profesores siempre tuvo muy buen recuerdo», ha precisado Rosario Díez del Corral, quien, bajo la expresión del homenajeado «Vete por el mundo y maravíllate», ha abordado su figura desde una perspectiva más humana y familiar.

También ha definido a su padre como «un hombre bueno, con un gran sentido de la ética, un intelectual muy serio y un padre estupendo que intentó inculcar a sus hijos ser buenas personas».

El acto, celebrado en la Biblioteca Rafael Azcona, ha reunido a un nutrido grupo de intelectuales, concejales y personas de distintos estamentos de la sociedad riojana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos