Los alfareños dan fuego a 115 Judas en una sátira mordiente sobre la actualidad

Cientos de personas, con buena parte visitantes de diversas provincias del norte, llenaron las calles para asistir a la tradicional Quema de los Judas de Alfaro. :: /Ernesto Pascual
Cientos de personas, con buena parte visitantes de diversas provincias del norte, llenaron las calles para asistir a la tradicional Quema de los Judas de Alfaro. :: / Ernesto Pascual

La tradición de la quema de los peleles en el Domingo de Resurrección se extendió ayer por diversas localidades de toda La Rioja

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El fuego como símbolo de liberación. Como camino para convertir en cenizas todo lo negativo, lo que nos confunde, lo que nos intoxica, lo que nos separa. El fuego como expiación catártica para hacer un mundo mejor.

Como cada mediodía de Domingo de Resurrección, heredando una tradición secular de generación en generación, muchas localidades riojanas dieron fuego ayer a Judas. A la traición. A lo negativo que nos rodea. Un año más, la tradición se hizo mayúscula en Alfaro, donde el fuego pasó veredicto a 115 peleles colgados en diversas calles del centro. Pero también ardieron en Arnedo, en la comarca cerverana, etc.

Quema en Arnedo, Cornago y El Redal. / E.P/SANDA/EL REDAL EN MOVIMIENTO

Con la sensación de que había más gente incluso que años anteriores, los Judas quedaron a exposición en las calles durante toda la nublada mañana. Echando de menos los de Araciel, el recorrido viajaba desde la calle Catalanes, donde se homenajeó y agradeció que el Ayuntamiento cediera a los juderos el honor de ser los pregoneros de las pasadas fiestas mayores, hasta la Trasmuro, cuyos vecinos acudían a los personajes televisivos de la prensa rosa, como es tradición de toda la vida.

Con la metáfora del cine, los vecinos de la calle Tudela criticaron la actualidad mundial

El mayor detenimiento lo requerían los de la calle Tudela, la más nutrida. Y la más ácida, mordiente y denunciante. En esta ocasión, sus artistas acudieron a la metáfora del cine para llevar al fuego una actualidad política y mediática, tanto nacional como internacional, cada vez más esquinada, ofuscada y separada. Tomando películas clásicas, representaron a más de una treintena de personajes ironizando sobre su papel en la realidad. Y sirviendo también de toque de atención.

La Quema en Valdeperillo y Alfaro. / PEDRO JOSÉ/E.P.

Con la estatua de la Libertad hundiéndose como en 'El planeta de los simios', Putin y Trump chocaban entre sí para no darse cuenta del destino al que se conduce el planeta si no ponemos freno. Metros más adelante, la crítica se lanzaba a algunos periodistas y su relación con las cloacas del Estado, a dictadores disfrazados de demócratas como Maduro o Salvini, denunciaba la corrupción nacional en todos los estamentos altos y colores políticos...

Las mujeres dieron fuego al judas denunciando a La Manada.
Las mujeres dieron fuego al judas denunciando a La Manada. / E.P.

Además del mensaje, el público halagó que volvieron a superarse en la artesanía y elaboración de los muñecos. Al llegar al que denunciaba las agresiones sexuales, con 'La Manada' como 'La naranja mecánica', las mujeres del grupo y alguna joven se ofrecieron a darles fuego.

Al final, hecha ceniza la confrontación de intereses económicos y de poder, sólo quedaron personas caminando por las calles.