Justicia y medios, una relación a examen

La jornada de la Asociación Profesional de la Magistratura se celebró el viernes en Logroño. /Justo Rodríguez
La jornada de la Asociación Profesional de la Magistratura se celebró el viernes en Logroño. / Justo Rodríguez

«Los jueces no somos dueños de nuestras resoluciones. Deberíamos estar obligados a dar información», defiende en una jornada de la Asociación Profesional de la Magistratura Juan Manuel Fernández, vocal del Consejo General del Poder Judicial

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

La relaciones entre la Administración de Justicia y los medios de comunicación congregaron este viernes a medio centenar de operadores jurídicos en un encuentro organizado en Logroño por la Asociación Profesional de la Magistratura en el que se analizó cómo se debe articular una relación que, defendió Javier Marca, presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, se debe basar en «la confianza». Mónica Matute, magistrada del Juzgado de lo Contencioso 2 de Logroño y encargada de presentar el encuentro, destacó tanto la importancia de la existencia de los gabinetes de prensa en los diferentes Tribunales Superiores de Justicia como la necesidad de «un lenguaje jurídico asequible» para que el contenido de las resoluciones y el funcionamiento propio de la institución llegue con claridad al conjunto de la sociedad.

Juan Manuel Fernández, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), fue el más contundente en la defensa de la necesidad de profundizar en las relaciones entre medios y Justicia, un trabajo que, recordó, arrancó hace tres lustros «con la creación de los gabinetes de comunicación», hecho que permitió poner fin a «los recelos» que existían hacia la prensa por parte de la judicatura. «Hay que tener en cuenta que lo prioritario son las relaciones entre la Justicia y la sociedad y los medios de comunicación son el cauce» a través del que se articula, expuso.

Más allá de superar los recelos aún vigentes, Fernández defendió que durante estos 15 años «ha habido un cambio de mentalidad de los jueces. Nos hemos dado cuenta de que es buena esa comunicación y de que nos puede beneficiar«. En todo caso, reconoció que pese a esos avances, en los últimos tiempos »se ha producido una regresión« que vinculó al caso de 'La Manada', que fue »muy desgraciado y que ha provocado enfrentamientos muy tristes«.

Javier Chicote, Javier Marca y Juan Manuel Fernández.
Javier Chicote, Javier Marca y Juan Manuel Fernández. / Justo Rodríguez

Fernández defendió abiertamente ante sus colegas que «los ciudadanos deben saber cómo es la Administración de Justicia» y defendió su derecho a «conocer los asuntos concretos, ya tengan repercusión nacional o doméstica. Es necesario que los ciudadanos confíen en nosotros y el conocimiento y la confianza van unidos». Por eso abogó por introducir las modificaciones reglamentarias necesarias para «que los jueces tengan deberes informativos», para que estén obligados a responder las peticiones de información que llegan desde los diferentes medios. «No somos dueños de nuestras resoluciones, no comparto esa visión patrimonial de las cosas. Así como existe un deber de los fiscales que tienen la obligación de informar, deberíamos estar obligados a dar información. Con todas las garantías y salvaguardas«, completó.

También el presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, Javier Marca, apeló a la necesidad de que la Justicia sea transparente y puso sobre la mesa uno de los protocolos internos que abordan esta cuestión: «Debemos considerar que el principio de publicidad es una garantía esencial de funcionamiento del Poder Judicial en una sociedad democrática«.

En ese sentido, Marca sostuvo que esa relación entre los medios y la Justicia «deben ser relaciones de confianza mutua. Nadie mejor que los periodistas para comprender que es esencial tener una fuente oficial, fiable y rigurosa«, dijo antes de reclamar «comprensión a los profesionales de la comunicación en aquellos casos excepcionales en los que los órganos decidan limitar la publicidad de sus actuaciones o resoluciones para proteger la instrucción de la causa, a los menores, o la normativa vigente de protección de datos».

Javier Chicote, periodista riojano de ABC, también intervino en la jornada e incidió en que si la justicia no comunica, otros lo harán por ella. «Si renuncian a ser fuente, dejan el relato en las manos de las partes, que son subjetivas y que pasan a convertirse en dueños de ese relato. La Justicia no debe renunciar a esa propiedad».