Unas jornadas abordan la violencia de género desde la psicología

El Ayuntamiento de Logroño ha acogido la apertura de las Jornadas 'Afrontamiento de la violencia de género desde la psicología'. /La Rioja
El Ayuntamiento de Logroño ha acogido la apertura de las Jornadas 'Afrontamiento de la violencia de género desde la psicología'. / La Rioja

El catedrático de Psicología, Antonio Andrés Pueyo, afirma que para predecir el riesgo de violencia de género hay que analizar un análisis de los factores de riesgo

Diario La Rioja
DIARIO LA RIOJA

El catedrático de Psicología Antonio Andrés Pueyo ha afirmado este miércoles a Efe que para predecir el riesgo de violencia de género hay que realizar un análisis de los factores de riesgo, su intensidad y tipo para llegar a una conclusión.

Este catedrático de Psicología en el departamento de Psicología Clínica y Psicobiología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona ha realizado estas declaraciones con motivo de la conferencia que imparte en las XIV Jornadas de Psicología en La Rioja «Afrontamiento de la violencia de género desde la Psicología».

Pueyo ha explicado que la predicción de esta violencia consiste en «hacer cosas, en apariencia, sencillas, como predecir qué puede pasar en un futuro, evitar que las cosas vayan a presión y reducir el riesgo de que la violencia de género, una vez ha aparecido, pueda continuar».

Ha indicado que la forma habitual de hacer esto es «analizar la historia de la violencia en esa pareja, cuándo ha aparecido, con qué intensidad y de qué tipo es, e intentar hacer una predicción de qué puede pasar en el futuro en las circunstancias que se valoran en ese momento».

«Son técnicas que tienen una tradición más o menos larga, aunque en los últimos 30 años han avanzado mucho y se han generalizado en muchos países, y se utilizan de forma muy normativa en el contexto policial, judicial y psicológico, no es nada diferente a lo que hacen, por ejemplo, los médicos cuando hacen un pronóstico», ha dicho.

Ha subrayado que «no es lo mismo un policía que atiende a una mujer que ha denunciado a su pareja porque la ha amenazado de muerte, que un psicólogo que trata a una paciente que tiene dificultades de gestión emocional derivadas de una historia de violencia crónica en la pareja, cada profesional tiene su responsabilidad».

«En el fondo, de lo que se trata es de modular cómo se interviene en función del riesgo, si el riesgo es muy alto, la intervención tiene que ser más intensa y más urgente, y si es más leve, se puede trabajar con una cierta 'comodidad'», ha expresado.

Ha apuntado que estas técnicas «no son soluciones mágicas que acaben con los problemas porque se apliquen, en esto se parecen a la medicina, en el sentido de que las enfermedades siguen existiendo, pero se combate con eficacia contra ellas».

«Fenómeno social»

«La violencia de género se reduce, pero esta violencia, no es que nos vaya a acompañar siempre con esta intensidad, pero es un fenómeno social que tiene que ver con la relación entre hombres y mujeres y con realidades que son permanentes en la sociedad, de lo que se trata es que no se repitan los casos», ha subrayado.

Durante el acto de inauguración de estas jornadas, la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha incidido en que los psicólogos son «uno de los elementos claves» para que las personas puedan ser felices, «algo a agradecer y resaltar», ya que contribuyen a que «la sociedad sea cada vez mejor».

Ha remarcado la importancia del Pacto de Estado contra la Violencia de Género por suponer «un paso hacia adelante de una sociedad que rechaza la violencia de género y la convierte en una de sus prioridades», por lo que este pacto se debe «reivindicar y recordar».

Desde el Ayuntamiento de Logroño, ha proseguido, también se da un paso contra esta violencia con la formación a los profesionales que aportan estas jornadas, «una línea que es necesaria y con la que nunca se termina».

«Es un camino inacabado pero que debemos afrontar y aportar recursos públicos para seguir formándonos en detectar e intervenir en casos de violencia de género», ha subrayado la regidora.

En su intervención en esta inauguración, la consejera de Salud, María Martín, ha destacado también que en el Plan de Salud 2015-2019 de esta legislatura hay una línea específica de lucha contra la violencia de género mediante la prevención, que «es uno de los pilares fundamentales».

«La formación de nuestros profesionales para detectar estos casos es un paso fundamental», ha remarcado esta consejera, quien ha añadido que «el ámbito sanitario es idóneo para identificar los casos de violencia de genero porque las mujeres» ven a sus profesionales «como personas de confianza, un referente y una tabla de salvación».

«Nos interesa que todos sigamos colaborando, si cada vez es más importante la salud emocional, física y mental, la profesión de psicólogo todavía tiene mucho campo por recorrer y mucho que aportar», ha concluido.