La investigación del parking del CIBIR concluye que el contrato fue «extremadamente oneroso»

El pleno del Parlamento debate el dictamen de la comisión que ha analizado las posibles irregularidades con 32 conclusiones que han recibido el 'no' del PP

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

La primera de las comisiones de investigación abiertas por el Parlamento de La Rioja esta legislatura y que ha tratado el contrato para la gestión del parking del CIBIR ya ha llegado a su fin. El órgano, que inició la ronda de comparecencias en mayo del 2017 con la intervención del gerente de la Fundación Rioja Salud en el momento de formalizar el contrato con la firma Aparcamientos CIBIR, Javier Aparicio, ha emitido ya el dictamen que hoy votará el pleno de la Cámara como trámite último.

El documento, aprobado por la mayoría de los miembros de la comisión y el voto en contra del Grupo Popular, recoge hasta 32 conclusiones. Son las que han inferido cada uno de los partidos a la vista de la documentación y los testimonios recabados y que la ponencia sancionó previamente. Unas pocas por unanimidad y el grueso por mayoría, como en el caso de las tres aportadas por el PP.

PROCEDIMIENTO

El dictamen
Incluye 32 conclusiones aprobadas por la ponencia. El texto ha sido ratificado con el voto en contra del Grupo Popular.
El pleno
Tras presentar el dictamen por parte del presidente de la comisión y la intervención de los grupos, se votará en conjunto con el previsible 'sí' de la mayoría.
Final
Tras la aprobación del dictamen se abrirá un plazo de 48 horas para emitir votos particulares.

En líneas generales, el documento dictamina que las condiciones pactadas con la concesionaria para mantener el equilibrio económico-financiero fueron «extraordinariamente onerosas» para las arcas públicas y, con posterioridad, Rioja Salud informó de que se iniciaban los trámites para el cerramiento del parking público de la zona Oeste «negociando así con un bien sobre el que carecía de competencia y elevando la responsabilidad al propio Gobierno de La Rioja». En ese sentido, se acredita que hasta la fecha se han entregado a la concesionaria 5,2 millones de euros como compensación económica directa. Otras de las conclusiones aluden a aspectos administrativos, como que el pliego pudo haber vulnerado la normativa de contratos o que Aparcamientos CIBIR se constituyó con un capital social inferior a lo exigido aunando firmas cuyo objeto social no era la gestión de parkings.

Las aportaciones del PP al dictamen sostienen que las contrataciones respetaron la legalidad vigente y el Tribunal de Cuentas dio el visto bueno. Además, entiende que las negociaciones entre Rioja Salud y la adjudicataria han favorecido el interés general al hacer que las cantidades entregadas para compensar el equilibrio económico-financiero tuvieran la consideración de entregas a cuenta y no a fondo perdido.