Una intensa granizada sacude durante siete minutos el Alto Oja

Carretera de las aldeas de Ezcaray cubierta de granizo ayer. :: b. sáenz/
Carretera de las aldeas de Ezcaray cubierta de granizo ayer. :: b. sáenz

La tormenta descargó pedrisco en Casalarreina, Tirgo, Cuzcurrita y Ezcaray, si bien se estima que no hay daños de importancia

LA RIOJA

haro. Fueron apenas siete minutos en los que el cielo se cerró y una breve e intensa tormenta descargó con fuerza en forma de granizo en Casalarreina, Tirgo y Cuzcurrita, entre otras localidades riojalteñas. Según varios vecinos a los que el temporal les pilló por sorpresa, lo más fuerte se produjo hacia las 16 horas. Un vecino de Casalarreina aseguró que «ha sido muy fuerte y con granizos grandes, aunque sin exagerar, pero es verdad que ha sido muy corta en el tiempo». Esa brevedad fue lo que evitó daños mayores. El alcalde de esta localidad, Félix Caperos, afirmó que «ha sido muy localizada». Aún es pronto para determinar los daños que haya podido dejar en cultivos aunque todo parece indicar que no le ha dado tiempo a hacer mucho perjuicio. Aún así, los agricultores valorarán hoy las posibles consecuencias, informa J. López.

También Ezcaray, informa J. Albo, vivió una impresionante tormenta de agua y granizo, que pintó de blanco el paisaje y, en el caso de la villa, transformó algunas de sus calles en ríos dado que las arquetas de desagüe no daban abasto. Afortunadamente, según comentó el alcalde, Diego Bengoa, las incidencias fueron mínimas, en parte debido a algunas correcciones realizadas en algunas de las calzadas recientemente. «Eso sí, si hubiera durado cinco minutos más no sé que hubiera pasado», indicó Bengoa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos