El hospital San Pedro implantará en tres años prótesis de rodilla personalizadas impresas en 3D

Martín y el equipo del CIBIR, con una impresora 3D. / Gob. La Rioja

El CIBIR participa en un proyecto europeo de investigación dotado con 3 millones de euros de la UE

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

El Hospital San Pedro será uno de los primeros centros hospitalarios del mundo en incorporar, en el plazo de tres años, la implantación de prótesis de rodilla de titanio impresas en 3D a medida del paciente, una técnica que mejorará las intervenciones quirúrgicas actuales, en las que solo es posible colocar prótesis estándar que, a veces, no se adaptan perfectamente a la anatomía específica de cada usuario, lo que, en ocasiones, se traduce en complicaciones que afectan a su calidad de vida.

Así lo ha avanzado este lunes la consejera de Salud, María Martín, quien ha presentado en la sede del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) el proyecto europeo 'BD-KNEE', que persigue ofrecer una solución específica a cada paciente mediante la aplicación de elementos de impresión 3D, inteligencia artificial y dispositivos portátiles que diseñen prótesis de titanio personalizadas.

El propio CIBIR y el hospital San Pedro participan, junto a empresas de Italia, Países Bajos y Estados Unidos, en el consorcio encargado de desarrollar durante los próximos tres años el proyecto investigador, que cuenta con una financiación de 3 millones de euros procedentes del programa de investigación e innovación de la Unión Europea Horizonte 2020, de los que 305.000 llegarán a La Rioja.

«El objetivo, como siempre, es la seguridad del paciente porque esta nueva tecnología permitirá intervenciones más rápidas y que la recuperación sea mucho más fiable porque un sensor monitorizará la evolución de esa operación», ha destacado María Martín, que ha estado acompañada por el director gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio, el director de investigación del CIBIR, Eduardo Mirpuri; el jefe de investigación de la Unidad de Biomarcadores y Señalización Molecular, Ignacio Larrayoz; y el investigador de este equipo Ignacio Pérez Sala.

«Este proyecto no es ciencia ficción, ya es realidad y se acabará aplicando en Traumatología, en el hospital San Pedro, que será uno de los primeros hospitales del mundo en aplicar esta técnica, concretamente cinco pacientes riojanos serán los primeros usuarios beneficiados por el uso de las prótesis personalizadas», ha añadido la consejera, que ha destacado que «La Rioja es una de las regiones más innovadoras en sanidad gracias a los profesionales del CIBIR y del Hospital Universitario San Pedro».

«Los objetivos del proyecto son el desarrollo de una prótesis de titanio que se va a implantar en pacientes a los que haya que reemplazar la rodilla, de manera que vamos a conseguir una prótesis que sea más eficaz, más adaptada al paciente, lo que va a provocar cirugías más cortas y que haya menores efectos secundarios y una recuperación más rápida», ha destacado, por su parte, el doctor Larrayoz, que ha aclarado que el CIBIR y el servicio de Traumatología ya emplean en la actualidad técnicas similares para ofrecer soluciones a las intervenciones quirúrgicas de rodilla,

«Nosotros ya habíamos realizado un proyecto en el que gracias al sistema de visualización 2D habíamos desarrollado un software para convertir esas imágenes médicas en modelos 3D que nos posibilitan imprimir en plástico o resina modelos de rodillas que van a ser operadas y prótesis, lo que permite a los traumatólogos trabajar en ellas antes de acometer la cirugía», ha detallado el jefe de investigación de la Unidad de Biomarcadores y Señalización Molecular del CIBIR, que ha avanzado que «en principio sería una técnica destinadas a todos los pacientes gracias a la personalización de la prótesis, que sería diseñada en función de los requerimientos de la rodilla que se tiene que intervenir».

En la actualidad, en La Rioja se realizan unas 300 operaciones de prótesis de rodilla, unos cuatro millones de intervenciones quirúrgicas en todo el mundo, una cifra que no ha dejado de crecer por el envejecimiento de la población.

 

Fotos

Vídeos