«El hijo que quisiéramos haber tenido o el yerno al que abrazar»

Pablo Sáinz charlando con Manolo González. :: j. rodríguez/
Pablo Sáinz charlando con Manolo González. :: j. rodríguez

E.E. SAN MILLÁN.

Manolo González no sólo forma parte del proyecto filantrópico 'El Legado de la Música Sin Fronteras' fundado por Sáinz Villegas en el año 2007, sino que conoce al artista desde que era un niño y hacía sus primeros pinitos interpretativos en las residencias de mayores de La Rioja. Y fue ahí -asegura- donde se forjaron las dos señas de identidad de este riojano internacional: «su pasión por la guitarra y su deseo de compartir la música con todo tipo de públicos».

González glosó las cualidades artísticas y humanas de Pablo Sáinz Villegas en su discurso de presentación del guitarrista, destacando su colaboración con dos grandes de la música: el oscarizado compositor John Williams y el tenor universal Plácido Domingo.

También se refirió a su faceta de embajador de La Rioja fuera de nuestras fronteras y, sobre todo, a su espíritu solidario y el «extraordinario trabajo que realiza acercando la música e inspirando a la sociedad» a través de la fundación 'El Legado de la Música Sin Fronteras'. Prueba de ello son los más de 32.000 niños y jóvenes que han disfrutado de sus conciertos didácticos en distintos puntos del planeta o de los siete héroes anónimos sorprendidos por sus 'Serenatas a tus valores'.

En definitiva, Pablo Sáinz «es el hijo que quisiéramos haber tenido... o (sin menoscabo de los legítimos) el yerno al que poder... abrazar», concluyó Manolo González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos