Hacienda niega un mayor control de las donaciones a los concertados

L.J.R.

Con la legalidad de las deducciones en la declaración del IRPF de las aportaciones voluntarias que muchas familias hacen a los centros concertados sobre la mesa, el Ministerio de Hacienda salió ayer al paso con un comunicado de prensa para aclarar que no ha puesto en marcha ninguna campaña especial de inspección.

«Se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio», asegura el comunicado, que sostiene que «los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales». También recuerdan que esta cuestión no afecta en nada a las deducciones fiscales vigentes en el IRPF que existen en el ámbito de la enseñanza en algunas comunidades.

Sí que reconocen desde el Ministerio que, dentro de las funciones de control de la Agencia Tributaria, «en casos puntuales se ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización» toda vez que se ha comprobado la existencia de «una contraprestación por ese pago, es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno».

Así, sostienen que no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio: «La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio», completa el comunicado.