«Me gustaba mucho el ciclo de Infantil, así que decidí seguir en la universidad»

Eva Caballero. :: /Antonio Díaz Uriel
Eva Caballero. :: / Antonio Díaz Uriel

De ser una joven de aprobados 'raspados' pasó a ser una alumna brillante en el campus

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Eva Caballero es un claro ejemplo de alumna que una vez concluido un ciclo superior de FP, en concreto el de Educación Infantil, dio el salto a la universidad. Como estudiante de Bachillerato no era una alumna brillante, tampoco de suspensos, pero sí de suficientes raspados. No se sentía motivada, como ella misma cuenta a este diario.

Todo cambió cuando a la vista de sus notas decidió virar el rumbo y al acabar Bachillerato pasó a FP en el IES Batalla de Clavijo. Se le abrieron las puertas y su visión de los estudios dio un vuelco. «Vi que me gustaba mucho lo que estaba haciendo, era muy bonito», explica Eva Caballero.

Una vez que concluyó estos estudios, se preguntó por qué no continuar con lo mismo, pero en la universidad. Dicho y hecho, solicitó plaza en el grado de Infantil -hasta entonces había completado el ciclo superior de Educación Infantil- y la admitieron.

Cuando comenzó en el campus público de La Rioja, también empezó la convalidación de algunas asignaturas con el plan Bolonia que daba los primeros pasos de su implantación. Así que aunque no fue inmediato, al final le dieron por buenas entre 6 y 8 asignaturas por su similitud con las que había cursado en el ciclo de FP. Acabó y lo hizo con «notazas», asegura.

A día de hoy, Eva Caballero, con 30 años, continúa estudiando. Se ha embarcado en una nueva carrera. Estudia el grado en Educación Primaria, aunque, como también trabaja en un centro infantil de Logroño, para poder compatibilizarlo lo hace a distancia en una universidad de Madrid. El resultado no puede ser más brillante y continúa sacando unas notas de vértigo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos