Los grupos podrán tener asesores a cargo de las cuentas de la Cámara

Aunque no estaba previsto en el guión inicial, sino que entró casi de rondón en la Cámara, el pleno aprobó ayer con el apoyo de la oposición (PSOE, Podemos y Cs) y el rechazo del PP, la reforma del Estatuto de Personal de la Cámara, que, entre otras cuestiones, posibilitará que los grupos parlamentarios cuenten con un asesor, como mínimo, a cargo del Presupuesto del Parlamento y no con las asignaciones de cada grupo, como hasta ahora.

La división sobre la cuestión dio lugar a un cruce de acusaciones y a la reiterada intervención de la presidenta de la Cámara, Ana Lourdes González, que pidió respeto a los diputados durante el turno de palabra del portavoz popular, Jesús Ángel Garrido. De hecho, el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, llegó a tomar la palabra, aunque cejó en su empeño ante la tensión que se vivía en esos momentos.

Garrido reprobó a la oposición que la finalidad de la reforma es que «los grupos se gasten más dinero en asesores». En concreto, con la modificación, las retribuciones de los asesores serán fijadas por la Mesa de la Cámara, dentro de los créditos presupuestarios consignados para ello.

 

Fotos

Vídeos