La gripe supera el nivel epidémico y se cobra la primera víctima mortal en La Rioja

La gripe supera el nivel epidémico y se cobra la primera víctima mortal en La Rioja

El fallecido era un hombre de avanzada edad que presentaba patologías previas

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Con retraso, pero la gripe ya ha llegado a La Rioja y ha superado por primera vez esta temporada niveles epidémicos. En concreto, se han alcanzado los 126,8 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa muy superior al umbral basal fijado este año en 55,5. Y lo que es peor, esta enfermedad altamente contagiosa se ha cobrado ya su primera víctima mortal en nuestra comunidad. Se trata de un hombre de avanzada edad con patologías previas que, según la información facilitada por Salud, habría fallecido semanas atrás.

Más

La región sufre así la primera ola gripal, aunque las comunidades vecinas la padecen aún con más fuerza. Es el caso del País Vasco, que arrastra varias semanas con umbrales muy por encima del nivel epidémico, que alcanzó su pico máximo la segunda del año, la última de la que ayer se difundían los datos que elabora el Instituto de Salud Carlos III, y que afectaba ya a 371,2 habitantes por cada 100.000.

Desde octubre del 2018, cuando comenzó la vigilancia de la gripe, 22 personas han tenido que ser hospitalizadas en La Rioja, cinco de ellas con pronóstico grave, por complicaciones como neumonía, síndrome distrés respiratorio, fallo multiorgánico, shock séptico e ingreso en UCI, que, a pesar de todo, han evolucionado bien. De estos cinco infectados, sólo uno de ellos estaba vacunado. A día de ayer, tres personas permanecían ingresadas aunque esta cifra puede variar porque La Rioja, al igual que la mayoría de las comunidades, se encuentra en fase de subida.

Desde el pasado octubre, 22 personas han tenido que ser hospitalizadas, cinco de ellas graves

Todas las personas hospitalizadas graves tenían patologías previas y también todas tenían un factor de riesgo que puede complicar la gripe. Precisamente, según la jefa de Epidemiología del Hospital San Pedro, Eva Martínez Ochoa, las enfermedades crónicas son el principal factor de riesgo, como las patologías cardiovasculares, pulmonares y diabetes.

La actual epidemia de gripe, si se replica la tendencia de los últimos años, no habría hecho más que empezar. En las próximas semanas se espera que la evolución sea ascendente ya que «esta es la primera semana que se ha superado el umbral basal y probablemente suba un poco más, se desconoce hasta cuándo, pero probablemente suba y se mantenga en fase epidémica durante unas cuantas semanas», apunta.

La llegada más tardía de la gripe, que este año se ha retrasado dos o tres semanas respeto a las dos temporadas anteriores, «no es un hecho aislado», señala Martínez Ochoa, porque revisando el histórico ha habido varias temporadas en las que el umbral basal se ha superado en estas fechas.

De media, en el conjunto del país también se ha superado el nivel epidémico, con una incidencia de 109,4 casos por cada 100.000. El virus que circula mayoritariamente, según el último informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, es del tipo A, en concreto A(H1N1) y A(H3N2), con predominio del primero, y aún no se ha determinado la concordancia de estos grupos con la cepa de la vacuna de esta temporada.

Por grupos de edad, destaca un ascenso significativo de las tasas de incidencia en todos ellos. La mayor proporción de casos hospitalizados por gripe se da en los mayores de 64 años y, en general, la tasa acumulada de hospitalización es de 5,3 casos por 100.000 habitantes. De los casos graves, el 75% tenía factores de riesgo de complicaciones de gripe como la enfermedad cardiovascular crónica (38%), la enfermedad pulmonar crónica (27%) y la diabetes (21%). En los menores de 15 años, la enfermedad respiratoria crónica estaba presente en el 6% de los pacientes.

Desde el inicio de la temporada, uno de cada diez afectados por casos graves de gripe ha fallecido, cifra que no sobrepasa la letalidad esperada para este periodo, y la mayoría superaba los 64 años, según el informe. Hasta el momento, se ha notificado un brote de gripe, en concreto, en diciembre del pasado año en un centro geriátrico, causado por el virus de la gripe A no subtipado.

La temporada pasada, 2017-2018, la gripe se despidió dejando diez fallecidos en La Rioja y 85 ingresos graves. Entonces hubo menos mortalidad pero más casos de hospitalización en comparación con los que había habido un año antes. La campaña se caracterizó por una duración superior a la media de etapas anteriores y por una intensidad que llevó a La Rioja a liderar el ranking nacional numerosas y sucesivas semanas.

 

Fotos

Vídeos