La gripe se despide con 8 fallecimientos y 78 ingresos

La vacuna contra la gripe, una barrera clave que frena su prevalencia. / Justo Rodríguez

Durante todo el periodo de vigilancia, han requerido ingreso hospitalario 209 pacientes con gripe confirmada que no presentaban criterios de gravedad

LA RIOJALogroño

La gripe se despide de La Rioja tras una temporada de moderada intensidad y duración, en la que se han registrado 78 ingresos graves, siete menos, un 8,2 % menos que en la campaña anterior, que han causado 8 defunciones, un 10,3 % y todos con factores predisponentes para tener complicaciones.

Así lo han explicado este miércoles, en una rueda informativa, el director general de Salud Pública, Juan Ramón Rábade; el director del Área de Salud de La Rioja, José Miguel Acítores; y la jefa de Epidemiología y Prevención Sanitaria, Eva Martínez.

Han presentado el balance de la vigilancia epidemiológica en La Rioja correspondiente a la temporada gripal 2018-2019, que se inició el 1 de octubre del pasado año y que finalizará el próximo 19 de mayo; y en la que se han contabilizado dos defunciones menos que en la anterior.

Acítores ha precisado que, durante todo el periodo de vigilancia, además de los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, han requerido ingreso hospitalario 209 pacientes con gripe confirmada que no presentaban criterios de gravedad y el 54,8 % tenía más de 64 años.

Ha señalado que la semana con más hospitalizaciones graves por esta causa fue la del 11 al 17 de febrero, en plena onda epidémica de gripe; el 52,3 % de los casos eran varones y el grupo de edad más afectado fue el de mayores de 64 años, un 53,4 %, seguido del de 15 a 64 años, con un 38,5 %.

De los casos que pertenecen a grupos de vacunación, que son los que padecen enfermedades crónicas y/o mayores de 60 años, el 45,1 % no había recibido la vacuna antigripal estacional de la temporada.

Entre los factores de riesgo de complicaciones de gripe más prevalentes figura la enfermedad cardiovascular crónica, con un 43,5 %; la enfermedad pulmonar crónica y la diabetes, con un 19,2 % en ambos grupos, teniendo algún caso más de un factor de riesgo.

La complicación más frecuente que presentaron los pacientes fueron la neumonía, que se registró en el 85,9 % de los casos, y la coinfección bacteriana, en un 11,5 %.

Precisaron ingreso en la unidad de medicina intensiva 14 casos, un 17,9 %, y el 71,4 % de ellos tenía edad superior a 50 años y todos presentaban factores de riesgo.

Rábade ha señalado que, a lo largo de toda la temporada, han circulado de forma exclusiva los virus gripales tipo A; y la máxima incidencia de actividad se alcanzó en la cuarta semana de enero, con una tasa registrada de 365,9 casos por 100.000 habitantes y un nivel de intensidad medio, frente a los 533 de la campaña anterior.

Ha relatado que, como es habitual en los últimos años, los niños han sido los más afectados y ha disminuido la enfermedad conforme ha aumentado la edad.

Por ello, los menores de cinco años fueron los más afectados, seguidos por los de cinco a catorce años; mientras que la incidencia ha sido moderada entre los mayores de 64 años; y el 12,5 % de todos los casos registrados recibieron la vacuna antigripal.

Los responsables de Salud han destacado el éxito del funcionamiento del Plan de Contingencia ante situaciones de incremento de la demanda asistencial, que en este invierno ha dado respuesta de manera efectiva a los aumentos puntuales en el servicio de Urgencias.

Este plan contempla tres niveles de actuación, que se activan en función de la presión asistencial y siempre de forma escalonada; y la decisión de pasar de un nivel a otro corresponde a los directivos del Hospital con el consenso del jefe de Urgencias y el jefe de Guardia.

A todos estos recursos, que se han ido incorporando tras la puesta en marcha del plan en 2015, se suman otros del funcionamiento ordinario del Hospital San Pedro, como es el caso de la nueva Unidad de Atención al Paciente Pluripatológico.

La puesta en marcha del plan de contingencia ha llevado aparejada la contratación de 55 profesionales para reforzar los recursos asistenciales. Acítores ha agradecido la labor desarrollada por los profesionales sanitarios durante este periodo, cuyo trabajo ha sido «imprescindible» para que la asistencia sanitaria haya sido «excelente».

Martínez se ha referido a que se han administrado 64.332 dosis de vacuna contra la gripe, lo que supone un 98,9 % de las 65.000 adquiridas para esta temporada; y ha insistido en la importancia de la vacunación como instrumento para reducir el impacto de la enfermedad.

La mayor cobertura de esta vacuna se ha dado en personas de 65 años en adelante, con un 64,5 %, que es una cifra similar a las últimas temporadas.