El Gobierno ha sancionado este año a 24 propietarios de pisos turísticos ilegales

Dos agentes acceden a una vivienda turística para controlar que cumple con todas sus obligaciones legales. :: p.n./
Dos agentes acceden a una vivienda turística para controlar que cumple con todas sus obligaciones legales. :: p.n.

La Policía Nacional activa un plan de vigilancia de los alojamientos que se ofertan en Internet y alerta de su uso por grupos criminales y terroristas

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

Desde el pasado mes de noviembre, todas las viviendas de uso turístico que desarrollan su actividad en La Rioja -fundamentalmente pisos particulares que se ofertan a través de diferentes plataformas de Internet- están obligadas a inscribirse en el registro autonómico de proveedores de servicios turísticos para ejercer de manera legal la actividad. Aquel mes concluyó la moratoria concedida por el Ejecutivo regional para que quienes actuaban de manera alegal regularizaran su situación y más de 600 viviendas ya figuran en los registros de Turismo. También en la recta final del 2017 se puso en marcha el plan de inspección autonómico que, hasta la fecha, se ha cerrado con 31 negocios multados. La mayor parte de los expedientes sancionadores (24) han tenido una causa común: ejercer la actividad turística de manera ilegal y sin haber completado su inscripción en el registro autonómico.

Según los datos facilitados ayer por el Ejecutivo regional, a lo largo de este 2018, se han abierto 61 expedientes sancionadores sobre viviendas de uso turístico, de los que 12 fueron archivados y otros 18 aún se encuentran en tramitación. Los 31 restantes se completaron con la imposición de sanciones: 7 de ellas fueron leves -entre 100 y 600 euros- y otras 24 muy graves -cuya multa prevista oscila entre los 2.001 y 10.000 euros si bien en la mayor parte de los casos, y tras aplicar los descuentos por pronto pago y reconocimiento de hecho se han solventado con abonos de 1.200 euros-. Todas por no estar inscritas en los registros autonómicos.

OBLIGACIONES

Registro regional
Los pisos turísticos deben estar inscritos en el registro de alojamientos de la Consejería de Turismo. Es gratuito.
Dirección General de Policía
Deben comunicar la apertura del piso turístico para que quede registrada. Además deben llevar un registro de todos los mayores de 16 años que allí pernocten y comunicar los datos a la Policía en las 24 horas siguientes a su entrada.
uSanciones
Las regionales, hasta 10.000 euros; las estatales, hasta 30.000 euros.

Alerta de la Policía Nacional

A esa labor de inspección del Gobierno regional se suma, también, la de la Policía Nacional. Según han alertado en una nota, este tipo de establecimientos, sobre todo «aquellos que incumplen la normativa vigente», representan un riesgo para la seguridad. Así, tras señalar que uno de los patrones de actuación de las bandas organizadas y grupos terroristas es su extrema movilidad geográfica, apuntan que cada vez recurren más a alojamientos turísticos.

Por eso, agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura de La Rioja han puesto en marcha un dispositivo -que sigue activo- en el que han inspeccionado más de 80 establecimientos ofertados en portales de Internet. Además de detectar tres viviendas que carecían de la licencia turística regional -algo que han comunicado a Turismo- han localizado otros que infringían las normas administrativas al carecer de la preceptiva inscripción en el Registro de la Dirección General y no contar con los registros documentales que exige la ley a los operadores turísticos. En estos casos, las multas previstas por la Ley de Seguridad Ciudadana oscilan entre los 100 y los 600 euros en el caso de las infracciones leves (irregularidades en la cumplimentación de los registros) y entre los 601 y los 30.000 euros de las graves (negativa u obstrucción a la inspección policial, carencia de registros u omisión a la hora de comunicar partes de viajeros).

A modo de recordatorio, la Policía Nacional se ha puesto en contacto con 250 viviendas vacacionales de La Rioja para recordarles que es obligatorio que cuenten con un libro de registro de los viajeros así como que comuniquen los datos de los mayores de 16 años que allí pernocten a la Dirección General de la Policía en un plazo máximo de 24 horas desde su llegada.

De igual manera recuerdan «la posible responsabilidad penal en que se podría incurrir en caso de asociar a un grupo delincuencial con el uso reiterado de un mismo inmueble, piso o apartamento, que incumpla deliberadamente la normativa de comunicación a la Policía de los datos de esos viajeros».

 

Fotos

Vídeos