El Gobierno riojano ofertará en el 2019 110 nuevas plazas para mayores dependientes

LA RIOJA

logroño. El Gobierno de La Rioja pondrá en marcha 110 nuevas plazas públicas para personas mayores dependientes durante el año 2019 así como otras 25 plazas de acogimiento residencial para menores y un piso de tránsito para mujeres víctimas de violencia de género, con 16 plazas. Así lo explicó ayer a Efe el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, antes de comparecer en el Parlamento de La Rioja para informar sobre el proyecto de ley de presupuestos para el 2019 de su departamento.

Explicó que el presupuesto de su consejería, que asciende a 162,07 millones de euros, permite «continuar avanzando en las políticas impulsadas durante esta legislatura, consolidando programas y servicios y afrontando nuevos retos».

El área de Servicios Sociales cuenta con un presupuesto de 119,7 millones de euros; 28,2 se destinan a la de Justicia e Interior; 9,2 a la Deporte e Instituto Riojano de la Juventud (IRJ) y 4,9 a la Secretaría General Técnica.

Durante su intervención, indicó que esas 110 nuevas plazas residenciales para personas mayores dependientes se unirán a las 1.573 actuales. «Antes de que finalice 2018, se contará con 60 nuevas plazas para personas mayores dependientes, que se han lanzado como ampliación del acuerdo marco, y otras 50 que se podrán en marcha en mayo de 2019».

Además, en 2019, se pondrá en marcha un programa piloto de apoyo y asistencia a personas mayores de 85 años no dependientes en situación de soledad y se continuará con el desarrollo del programa Acompaña2 en el medio rural y en Logroño.

El consejero anunció también que se revisa el Reglamento de Renta de Ciudadanía para replantear las ayudas destinadas a las familias con menores para que el impacto de las situaciones de precariedad se pueda paliar «atendiendo no solo al número, si no a la composición del núcleo familiar».

 

Fotos

Vídeos