El Gobierno de España intentará blindar legalmente el desvío del transporte pesado de la N-232

Camiones por la AP-68, a su paso por La Rioja. / M.F.

Pérez Sáenz advierte de que la prohibición a los camiones de cuatro ejes o más para circular por la carretera nacional «sigue vigente», a la espera de la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo»

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

«Todo se mantiene igual». El delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, ha asegurado esta mañana que la prohibición de la circulación por la N-232 para el transporte pesado se mantiene vigente pese a la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anulaba el Real Decreto 1023/2017 que impedía a los camiones de cuatro ejes o más transitar por las carreteras generales N-232 y N-124 a su paso por la Rioja y les obligaba a circular por la autopista de peaje AP-68.

Pérez Sáenz, tras presidir la reunión de la Comisión de Asistencia al Delegado del Gobierno, ha avanzado que la Abogacía del Estado va a solicitar al Tribunal Supremo una aclaración de la sentencia y que, además, el Gobierno de España se plantea iniciar un proceso de incidencia de la aplicación del fallo judicial, lo que podría ampliar el plazo de dos meses para la ejecución de la sentencia desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), para la que aún no hay fecha prevista.

Más información

«En ese plazo legal vamos a intentar dos cosas por todos los medios: cumplir con la legalidad y ganar tiempo en caso de que se anule todo para volver a ampararnos en la legalidad para prohibir la circulación de los camiones de cuatro ejes o más por la N-232», ha aseverado el delegado del Gobierno que ha insistido con rotundidad que Todo sigue igual, la prohibición se mantiene de momento».

Pérez Sáenz, tras admitir que existen varias interpretaciones de la sentencia del Alto Tribunal, ha explicado que desde el Ministerio del Interior y La Dirección General de Tráfico (DGT) consideran que el fallo judicial no afecta a sus tres resoluciones de prohibición del Tráfico, una del 2017, otra del 2018 y la actual del 2019, porque también han sido recurridas por el Grupo Arnedo, una cuestión sobre la que deberá pronunciarse el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En concreto, según esta interpretación, aunque el Tribunal Supremo advirtió de que no se puede aplicar con carácter retroactivo el artículo único 2 del Real Decreto-Ley 18/2018 de modificación de la Ley de Carreteras y medidas urgentes a la resolución del 2017 de la DGT, sí consideran que esa modificación legal blindaría la resolución de Tráfico de este año que mantiene la prohibición de circulación del transporte pesado por la N-232.

«Buscamos que siga la prohibición porque ha sido un éxito y porque, sin ponernos dramáticos, la seguridad es un principio fundamental», ha insistido Pérez Sáenz, quien tras añadir que no creo que haya que poner las víctimas encima para justificar esas medidas», ha detallado que desde la prohibición el «índice de siniestralidad ha sido bajísimo, con una reducción del 90% en su primer año y del 75% durante este porque ha habido varios accidentes, pero todos por distracción». El delegado ha aprovechado su comparecencia para desmentir tajantemente que la medida haya trasladado la siniestralidad a la AP-68, «ya que es también menor en esa vía, especialmente en el capítulo de heridos». En concreto, en el caso de víctimas mortales no ha habido ninguna entre el 1 de diciembre del 2017 y el 30 de junio pasado, los heridos graves contabilizados son 6, 1 más que entre el 1 de mayo del 2016 y 30 de noviembre del 2017; y los leves se han reducido de 50 a 35. Así, en los 19 meses de aplicación de la normativa, la cifra de heridos en el tramo riojano de la AP-68 obligatorio para camiones asciende a 41, lo que supone 14 menos que en los 19 meses previos al desvío del trasporte pesado a la autopista.