El futuro se debate en femenino

Un momento del desayuno de trabajo de mujeres directivas celebrado ayer en la UNIR. :: díaz uriel/
Un momento del desayuno de trabajo de mujeres directivas celebrado ayer en la UNIR. :: díaz uriel

La UNIR reunió ayer a directivas de grandes compañías nacionales y riojanas en torno al desayuno de trabajo 'Mujer, universidad y empresa' | Favorecer el acceso a la alta dirección y la conciliación, claves para la igualdad real

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Son varias las claves para alcanzar la igualdad real de la mujer en el mundo laboral pero favorecer el acceso a la alta dirección y la conciliación son los cimientos sobre los que comenzar a edificar esa igualdad. A grandes rasgos esta es una de las conclusiones alcanzadas ayer en el desayuno de trabajo 'Mujer, universidad y empresa' celebrado en el marco del IV Employment Lab de UNIR, en el que participaron directivas de grandes compañías nacionales y riojanas. Entre ellas, la gerente de salidas profesionales y empleabilidad del propio campus online, Cristina Atienza, que coordinó el debate.

Precisamente Atienza puso el énfasis en que «hablamos de mujeres» porque es un tema que «nos preocupa y nos ocupa desde la UNIR porque aquí más del 60% de los estudiantes son mujeres» y «estamos muy enfocados en gestionar y desarrollar proyectos de empleabilidad que empoderen a las mujeres».

Para la directora de Recursos Humanos de Ibercaja, Teresa Hernández, es evidente que en los últimos años «estamos dando pasos adelante importantes» y que el mundo «se ha vuelto más favorable para la mujer porque es más colaborativo, más claro y más afiliativo y nosotras ahí estamos cómodas». En su opinión, también es patente que todas las empresas avanzan en esa cultura que acoge a hombres y mujeres. En concreto, en el mundo financiero, en el de la banca, que tradicionalmente ha sido de hombres, «ha habido una revolución total». En Ibercaja, de acuerdo con sus datos, el 30% de los puestos de dirección están ocupados por mujeres, un porcentaje que se eleva hasta el 33% en el caso de Ibercaja en La Rioja. «Estamos accediendo a ellos pero nos queda camino por recorrer» y para ello cree necesario «introducir la cultura de la igualdad en todos los niveles de la organización y que las que estamos demos visibilidad de que esto es posible», apuntó.

Por su parte, la responsable de recurso humanos de Everis, Ainara Suárez, incidió en la importancia de generar una cultura en las empresas y en la universidad «que sea colaborativa». A su juicio, «la singularidad de cada una puesta al servicio de las empresas y del mundo en general es la clave para conseguir esa igualdad real». No obstante, este no es un trabajo exclusivo de mujeres o para las mujeres «sino un desafío para todos, necesitamos visibilizar a las mujeres referentes», detalló.

En el debate, moderado por Manuel Peiró (UNIR) y Fran García Cabello (ACZ Global), también participaron Carmen Herranz (KPMG), Adriana Napal (Deloitte), Cristina Aranda (Mujeres Tech), Eva Hitos (Acnur), Leticia Escriña (eBay), Sandra Tobías (Suez España), Begoña Díaz-Varela (Enusa) y Ana Casilda Andrés (Telefónica Educación Digital).