Contra el «neo esclavismo» de las empleadas del hogar

Un momento de la coferencia./Miguel Herreros
Un momento de la coferencia. / Miguel Herreros

La consejera de Servicios Sociales y a la Ciudadanía, Ana Santos, ha inaugurado la VI Reunión Científica Igualdad y Género, «Derecho a exigir derechos»

LA RIOJA

La responsable de Educación para la Transformación Social de la Fundación Mundubat, Josefina Roco Sanfilippo, ha destacado, como una de sus principales reivindicaciones, la «abolición del trabajo interno» de las trabajadoras de hogar y de cuidados.

Sanfilippo ha realizado estas declaraciones en un encuentro informativo, previo a la inauguración de la VI Reunión Científica «Derecho a exigir derechos», organizada por el Grupo «Igualdad y Género» de la Universidad de La Rioja (UR), en la que ha pronunciado la conferencia «Sacar los cuidados de debajo de la alfombra. Aportes desde la economía feminista».

En la inauguración de esta iniciativa también han intervenido la consejera de Servicios Sociales y a la Ciudadanía, Ana Santos; y la doctora en Filosofía, profesora honorífica y fundadora del grupo de Investigación «Igualdad y Género» de la UR, María José Clavo.

El trabajo en régimen interno en el sector de las trabajadoras de hogar y de cuidados son «condiciones de neo esclavismo», ya que hay quienes trabajan 24 horas al día los siete días de la semana por unos 600 o 700 euros, ha expresado Sanfilippo, también doctora en Estudios Internacionales e Interculturales por la Universidad de Deusto.

Ha resaltado la necesidad de que estas trabajadoras tengan «un reconocimiento especial de acompañamiento físico, emocional y psicológico de lo que implica estar cuidando a personas en situación de dependencia elevada».

En relación a la Seguridad Social, ha reivindicado «el reconocimiento de todas las horas de cotización, que se reconozca la jornada completa y sus horas y el seguro de desempleo», así como poner fin al trabajo externo.

Además, ha pedido la ratificación por parte del Estado del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que «enmarcaría la regulación del trabajo nocturno y del régimen de interna», y es una reivindicación que implicaría el marco normativo y legal para que «estas demandas concretas pudieran llevarse adelante».

«El lugar de las trabajadoras de hogar y de cuidados es un problema y un reto de la sociedad en su conjunto y es un síntoma de la desigualdad social, política y económica que tienen estos trabajos, que han sido históricamente feminizados e infravalorados», ha subrayado.

El objetivo de jornadas como esta es «intentar transformar y aportar elementos para que este trabajo sea reconocido y visibilizado no solo económicamente, sino como una labor muy importante para la sostenibilidad de la vida», ha especificado Sanfilippo, quien forma parte el Equipo Pedagógico de la Escuela de Economía Feminista de Bizkaia.

Ana Santos: «Las mujeres no han nacido para cuidar»

La consejera de Servicios Sociales y a la Ciudadanía, Ana Santos, ha resaltado que las mujeres no han nacido para cuidar y, sin embargo, la sociedad les ha asignado ese papel, que, además, está «infravalorado».

«El camino para superar todo esto es la unión de todas las mujeres porque tenemos el derecho a reivindicar nuestros derechos, nadie ha dicho que vaya a ser fácil, el camino es largo, pero creo que hemos puesto la primera piedra», ha subrayado Santos en referencia a la recién creada Dirección General de Igualdad en la Consejería de Gobernanza Pública del Gobierno riojano.

Por su parte, Clavo ha destacado que es la primera vez que se aborda en la UR el tema de los problemas económicos y legales que sufren las trabajadoras de hogar y de cuidados, que son las «más descuidadas» dentro del mercado laboral.

Ha indicado que también participará esta tarde en la mesa redonda «Las lesbianas y los problemas de reconocimiento», en la que abordará «las injusticias de reconocimiento, que tienen como consecuencia unos daños morales» y problemas de «autorechazo, homofobia interiorizada y rechazo social».