El fomento del acceso de la mujer a la alta dirección y la conciliación, clave para la igualdad laboral

El fomento del acceso de la mujer a la alta dirección y la conciliación, clave para la igualdad laboral
Antonio Díaz Uriel

LA UNIR organiza 'Mujer, Universidad y Empresa' en la que se ha abogado por estimular, desde las instituciones educativas y las empresas, las vocaciones científicas y tecnológicas entre las más jóvenes

LA RIOJA Logroño

La clave para la igualdad real de la mujer en el mundo laboral está en favorecer el acceso a la alta dirección y la conciliación, según han expuesto mujeres que ocupan puestos de dirección en empresas, dentro de la jornada 'Mujer, Universidad y Empresa', organizado por la UNIR.

La gerente Salidas Profesionales y Empleabilidad, Cristina Atienza, ha coordinado este miércoles este debate, que ha moderado el director de Formación inCompany y Salidas Profesionales de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Manuel Peiró y el director del Foro de Recursos Humanos de AZC Global, Francisco García Cabello.

Las participantes han abogado por estimular, desde las instituciones educativas y las empresas, las vocaciones científicas y tecnológicas entre las más jóvenes para revertir la escasa presencia de la mujer en estos ámbitos, según han coincidido en una rueda informativa de la que informa EFE.

Han explicado que avanzar hacia una igualdad real en el mundo laboral es uno de los retos que aún continúan pendientes en la sociedad actual y, para alcanzar este fin, han considerado estratégico favorecer la conciliación e impulsar el acceso de la mujer a los puestos de la alta dirección.

Pasos muy favorables

La directora de Recursos Humanos de Ibercaja, Teresa Hernández, ha afirmado que «en los últimos años se están dando pasos muy favorables» en el acceso de la mujer a puestos de dirección incluso en el ámbito de la banca, donde ha habido una revolución total».

Hernández ha detallado que, en el caso de Ibercaja, un 30 % de las mujeres están en puestos de dirección, que, en el caso de La Rioja, se eleva a un 33 %.

Ha reconocido, sin embargo, que «existe un techo de cristal» para la mujer en los puestos de dirección y, en el cas de Ibercaja, en el comité de dirección, de 11 personas, 3 so mujeres, una cifra en la que entiende que se ha avanzado pero que requiere de más avance.

Políticas de flexibilidad y ventaja competitiva

La representante de la firma EVERIS, Ainara Suárez, ha resaltado en la jornada la importancia de instaurar políticas de flexibilidad para poder conseguir un equilibrio entre vida profesional y familiar porque es «uno de los retos fundamentales para el éxito de la igualdad real».

Según Suárez, «en España, las mujeres dedican el doble de horas que los hombres al cuidado del hogar y la familia, lo que genera una doble jornada y, en ocasiones, una necesidad de elegir».

Antonio Díaz Uriel

Para María Gutiérrez, de Hiwook, «la presencia equitativa de la mujer en los puestos directivos no se trata solo de una cuestión social imprescindible, que lo es, sino también de una medida estratégica que se debe incorporar para garantizar resultados».

Cree que «cada vez son mayores las evidencias de que la diversidad de género es una ventaja competitiva para las empresas» y, para ello, «contar con mujeres en los cargos de mayor responsabilidad ha redundado en mejoras en la cuenta de resultados en dos dígitos».

Carmen Herranz, de KPMG, ha opinado que «uno de los aspectos críticos en las empresas para avanzar hacia la igualdad es asegurar que nuestras políticas y procesos de gestión de personas son inclusivos y están libres de sesgos».

Ha añadido que este aspecto, «sobre el papel, no es difícil, pero en el día a día encontramos barreras para implantarlos y mantenerlos, derivadas de la cultura empresarial y de modos de hacer todavía muy arraigados en muchas empresas donde los estilos de liderazgo y referentes de éxito son masculinos».

Eva Hitos, del Comité Español de ACNUR, ha situado al Tercer Sector como «un abanderado en contar con una nutrida representación femenina en los puestos de responsabilidad de las organizaciones» y ha precisado que «la mujer en el Tercer Sector ocupa el 51,4% de los órganos directivos de las ONG».

En este contexto, Adriana Napal, de Deloitte, ha afirmado que «contar con equipos multidisciplinares en cuanto a género, educación, religión o etnia permite enriquecer la perspectiva y ofrecer soluciones más completas a nuestros clientes».

Escasez de mujeres formadas

Ana Casilda Andrés, de Telefónica Educación Digital, ha puesto sobre la mesa la escasez de mujeres formadas en las denominadas materias de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, denominadas «STEM».

También ha considerado que «las mujeres son mayoría en las universidades españolas (el 54%), pero solo representan el 25% de los estudiantes en las ramas de Ingeniería y Arquitectura».

Cristina Aranda, de Mujeres Tech, ha indicado que «hay que ayudar a las mujeres desde la niñez, ofreciéndoles talleres de autoconocimiento y liderazgo, ya que muchas no se sienten capaces de hacer grandes cosas».

Leticia Escriña, de eBay, ha considerado «imprescindible» instaurar políticas de flexibilidad horaria y el teletrabajo para favorecer la conciliación laboral y familiar«.

Sandra Tobías Grau, de SUEZ España, ha recalcado que estos aspectos son importantes, pero, además, «debemos hablar también de la implicación del género masculino como eje clave para la consecución de la igualdad».