La financiación privada, principal dificultad para innovar en La Rioja

La financiación privada, principal dificultad para innovar en La Rioja
Sonia Tercero

AERTIC presenta el estudio de implantación de las TIC en la empresa riojana | La planificación y gestión es un impedimento a las prácticas innovadoras para el 45,1 % de las empresas

LA RIOJALogroño

La financiación con fondos propios es la principal dificultad para innovar en La Rioja para el 52,2 por ciento de las compañías, según el estudio de implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la empresa riojana, elaborado por AERTIC.

Así lo ha afirmado este jueves la responsable de Proyectos de I+D+i en la Asociación de Empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación (AERTIC), Laura Urbieta, en una rueda informativa, en la que también han participado la directora general de Agenda Digital, Ester Gutiérrez; y el director de la asociación eAPyme, Alfonso Arbaiza.

Urbieta ha indicado que otras dificultades de inversión son la financiación privada, para el 13,6 % de las empresas; y la pública, para el 13,2 %, por lo que ha dicho que es importante promover iniciativas realizadas en 2018 por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) como los Cheques de Innovación.

Según el estudio, la planificación y gestión es un impedimento a las prácticas innovadoras para el 45,1 % de las empresas, lo que se relaciona con la falta de tiempo para acometer proyectos y con la falta de empleados que los realicen, este último factor, en el 20,1 % de las compañías, ha precisado.

Además, la dimensión de las compañías es una dificultad para la innovación para el 41,6 % de las empresas, que se concreta de una síntesis de barreras internas, como la falta de empleados y fondos propios, ha indicado.

Las prácticas innovadoras empresariales más relevantes en la Rioja son el desarrollo de nuevos productos y servicios, para el 43,3 % de las empresas; la digitalización y las TIC, para el 24,7 %; marketing y ventas, un 20,2 %; tecnología de procesos, 19,7 %; y comercialización y ventas, un 16,7 %, ha apuntado.

Ha destacado que los sectores con más demanda de innovación son el industrial, con 2,35 prácticas innovadoras de promedio, y el de servicio, con 2,24, mientras que el de la construcción está «muy por debajo» como resultado de haber pasado por «un momento muy complicado y una crisis muy fuerte».

Este estudio, ha concretado, se ha elaborado con datos estadísticos procedentes del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de entrevistas en profundidad a nueve empresas riojanas de todos los sectores.

«Hay mucho trabajo todavía por hacer y, sobre todo, hay que colaborar y tenemos que dar a conocer a las empresas los medios de los que disponen, que, a veces, no los conocen, para avanzar en la transformación digital», ha asegurado.

Por su parte, Gutiérrez ha indicado que la transformación digital es «importante» en las empresas, aunque «los cambios siempre son duros» porque estas están «acostumbradas a hacer sus procesos de una determinada manera, pero, cuando se meten, les ahorra tiempo».

«Una vez que lo interiorizan y los utilizan en el día a día, lo ven como algo cotidiano, entonces, lo importante es que podamos llegar a que consideren que es cotidiano e imprescindible para su forma de realizar sus procesos», ha subrayado.

Arbaiza ha informado de que «la transformación digital ayuda a todos los sectores por igual, pero a cada uno de una determinada forma», por lo que «las empresas tecnológicas tienen que adaptarse a las necesidades de cada sector».

«Ojalá avancemos, queda mucho recorrido y las administraciones públicas tienen mucho que apoyar en el sector de las tecnologías», ha especificado el director de eAPyme, quien ha añadido que los sectores alimentario y hotelero están «muy tecnificados» en La Rioja.

Temas

Ine, Ader