FECHAS PARA PASAR PÁGINA

FECHAS PARA PASAR PÁGINA

Para desconectar durante las vacaciones, nada como conectarse a un libro | En las siguientes propuestas figura desde el último Premio Alfaguara a la expedición de Steinbeck o un Lorca ilustrado

LA RIOJALogroño

Podrás desconectar con la lectura que más te apetezca. Aquí te dejamos unas pistas por si decides comprar el libro en tu destino y has salido de casa a toda prisa huyendo.

Una novela criminal
1

Una novela criminal

El 9 de diciembre de 2005, dos canales televisivos retransmitieron en directo la detención, en un rancho del sur de Ciudad de México, de un joven oriundo del país, Israel Vallarta, y de su novia francesa, Florence Cassez, así como la supuesta liberación de las víctimas de un secuestro. Aquella brillante operación de la Policía Federal era, sin embargo, un montaje. La pareja, presuntamente perteneciente a una organización criminal llamada la banda del Zodiaco, había sido detenida en la víspera y las víctimas nunca estuvieron retenidas en esa casa. Con este material ha escrito Jorge Volpi 'Una novela criminal', obra reconocida con el Premio Alfaguara 2018, que es un trepidante y no menos indignante relato exento de ficción, pero construido con abundante documentación sobre un escándalo que desató una crisis diplomática entre México y Francia. El libro se mueve entre la novela policíaca y la deconstrucción de una falsa trama del género negro.

Filek
2

Filek

En 'Filek', Ignacio Martínez de Pisón nos brinda una excelente novela documental sobre el hombre que logró convencer al Franco de 1939 de que era el inventor de un revolucionario y barato carburante que podría reemplazar a la gasolina y sacar a España de la pobreza de la dura posguerra. El escritor rastrea, en bibliotecas, hemerotecas y archivos, la ruta que siguió la biografía de aquel pintoresco estafador por prisiones y campos de concentración hasta su muerte en Hamburgo donde él y su esposa habían decidido adoptar de manera muy tardía y con misteriosas intenciones a un joven de 31 años. Trata de descifrar el sentido de sus desconcertantes movimientos y de penetrar en su patológica psicología, la misma que le llevó a idear aquel falso combustible a base de yerbas y agua del Jarama a los que se sumaban otros ingredientes secretos que sólo él conocía. El resultado es un texto riguroso y ameno en el que no cabe la menor dosis de ficción.

Cita con rama
3

Cita con rama

Publicada en 1973 y situada en 2131, es una de las obras más premiadas del género y uno de los mejores ejemplos de lo que se conoce como ciencia ficción dura, subgénero que presta especial atención a los detalles científicos y técnicos.Arthur C.Clarke vuelve al tema del encuentro con extraterrestres que había explorado cinco años antes en '2001...' –la película y el libro–, esta vez con el viaje a un extraño mundo artificial de paso por el Sistema Solar. Con forma de cilindro, de 54 kilómetros de longitud y 20 de anchura, Rama es detectado más allá de Júpiter y se envía a su encuentro una misión para establecer contacto con sus creadores antes de que prosiga su viaje. En su interior, hay ciudades, ríos, mares y robots que pasan de los exploradores humanos. No parece haber ni rastro de los alienígenas, y nada en Rama parece interesado por la Tierra. Cuando continúa su viaje hacia la GranNube de Magallanes, la frustración por los secretos ocultos de los extraterrestres se ve compensada por un descubrimiento que se plasmaría en tres secuelas.

Por el mar de Cortés
4

Por el mar de Cortés

Aunque Steinbeck no lo cita entre sus referentes, hay algo del espíritu de Humboldt en esta expedición marina. Como en la capacidad de conciliar el rigor científico –al clasificar los peces que capturan– con la fascinación poética hacia la naturaleza y la actitud del viajero abierto a la transformación. «En aquel Golfo solitario y deshabitado, nuestro barco y nosotros mismos cambiaríamos en el momento en que entráramos». La travesía duró seis semanas a lo largo del Golfo de California, en 1940. Mientras el mundo estalla en guerra, el futuro premio Nobel (1962) se lanza a esta aventura de motivaciones ante todo científicas junto a un amigo biólogo. Bajo la forma clásica del cuaderno de bitácora, los avatares se registran con una prosa precisa y limpia que regala no pocos brillos. Como este: «Todos los viajes a regiones desconocidas deberían hacerse dos veces: una, para cometer equivocaciones, y la otra para corregirlas». Como en la vida.

Extravíos
5

Extravíos

Este libro de Emil Cioran está escrito tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y es uno de los últimos que el filósofo escribió en su idioma, el rumano, antes de adoptar el francés como lengua literaria. Situado entre el 'Breviario de los vencidos' y el 'Breviario de podredumbre', el texto permanecía inédito en español. Su publicación es una gran noticia para los lectores de Cioran, uno de esos autores tan profundamente pesimistas que terminan causando entusiasmo. El rumano es un pensador destructivo y un escritor deslumbrante. De sus páginas sale uno reanimado, como si acabase de recibir un tratamiento de choque: una vivificante ducha de fuego. Capaz de comprimir las ideas y su vértigo en un párrafo, o en una sola frase, Cioran es, ante todo, un estilista extraordinario. Con estos 'Extravíos' volvemos a verlo en su buhardilla de París, elevando la desesperación a una categoría poética: «La última nostalgia: caer con el sol hasta el fondo».

El café sobre el volcán
6

El café sobre el volcán

El triunfo del fanatismo en la Alemania de los años treinta fue también el triunfo de la arraigada y colectiva cervecería sobre el café cosmopolita y bohemio. Es una de las ideas que se extraen de esta crónica documentada y vivísima del Berlín de entreguerras. En el centro de ella, el Romanisches Café del barrio berlinés de Charlottenburg, un local en el que, según Goebbels, los «judíos bolcheviques» urdían «siniestros planes revolucionarios» y se reían «de las miserias de la época». El café no era tan diabólico en realidad y funciona en este libro como un símbolo de un tiempo convulso y paradójico. Mientras el marco se hundía en una crisis de inflación sin precedentes y la bestia nazi comenzaba a tomar forma, las noches de la Kurfürstendamm ardían llenas de vitalidad, talento e ironía. Stefan Zweig, Bertold Brecht, Walter Benjamin o Billy Wilder desfilan por unas páginas que combinan el rigor histórico con una enorme agilidad narrativa.

Diarios amorosos
7

Diarios amorosos

No es habitual que una mujer se desnude literaria y metafóricamente como lo hizo Anaïs Nin. Ni en los años 30 cuando comenzó a escribir sus diarios con una libertad pasmosa para la época, ni siquiera ahora, cuando cada vez resulta más complicado encontrar una novela erótica verdaderamente sincera y profunda. Ella lo es, incluso en los fragmentos de su serie 'Incesto', donde no se corta en la descripción de su relación incestuosa con su padre, no en vano fueron censurados hasta que murieron todos los que se podían dar por aludidos. No menos son los relatos de su diario 'Fuego' (1934-1937), situados entre París y Nueva York. La relación con Henry Miller es sin duda la más inspiradora de toda su prolija obra literaria, muy probablemente rozó la enajenación mental pero sin él no habría escrito ni la mitad. Aunque por otro lado pudiera contar sus aventuras con sus psicoanalistas y con otros amantes variopintos o sus escarceos lésbicos, claro.

La perla de agua
8

La perla de agua

Se agradece una novela histórica y que a la par se atreve con los mundos paralelos de la física cuántica porque mete a una protagonista actual llamada Elisa que vive en Oropesa del Mar en la historia de otra mujer del s.XVI, arrastrándote a ti en sus profusas descripciones con ellas. Cuando digo profusas, quiero decir con calificativos para dar y tomar, pero que sin duda te van a permitir hacerte una idea del paisaje y del contexto histórico, de la vida en la Corte y sus intrigas... Y del trato a moriscos como la protagonista Isabet, que, para vengarse del novio que la planta por una noble castellana, tiene la magnífica idea de aliarse con unos piratas berberiscos: El tiro le sale por la culata y acaba secuestrada para ser vendida en Árgel como esclava. Pero la gracia radica en que la casualidad llevará a Elisa a verse a sí misma, en pleno siglo XXI, en su propia aventura de piratas, riesgo, misterio y, por supuesto, pasión, ¡que no falte!

Pardines, cuando ETA empezó a matar.
9

Pardines, cuando ETA empezó a matar.

Una encuesta realizada por el Euskobarómetro en 2017 reveló que sólo el 1,2 % de 700 personas conocía el nombre de la primera víctima de ETA. Fue el 7 de junio de 1968. Se llamaba José Antonio Pardines, tenía 25 años. Cinco balazos a quemarropa acabaron con él. Su verdugo lo asesinó a sangre fría sin que hubiera desenfundado su arma de guardia civil. Horas después, el etarra murió en un tiroteo con la Guardia Civil y el nacionalismo promocionó a héroe al asesino, Txabi Etxebarrieta, primer mártir de ETA, mucho más conocido que su víctima. 'Pardines. Cuando ETA empezó a matar' rehabilita esa vida sin biografía y desmonta falsedades. La pistola que usó el etarra no procedía de un gudari de la Guerra Civil, era un Astra 'made in Spain' que encargó un alemán en 1943. Las últimas palabras del etarra «Quiero un cura». La causa judicial recuperada e investigada desenmascara a asesinos y cómplices. El primer asesinato de 854. Nuestra historia.

12 poemas de Federico García...
10

12 poemas de Federico García...

Hace 120 años del nacimiento del poeta y dramaturgo Federico García Lorca y bien merecen, su obra y su vida, una nueva lectura de algunos de sus poemas; también entre el público joven. Este libro ilustrado de la editorial Kalandraka se publicó por primera vez en 2014 y está hecho con mucho arte: son los versos más próximos a la canción popular, el poema musical y el juego infantil creados por el granadino, como aquellos de 'El lagarto está llorando' y 'Canción tonta', y están acompañados de las ilustraciones líricas y simbólicas del mexicano Gabriel Pacheco, otro artista internacional que lleva más de quince años trabajando y más de medio centenar de libros para niños y adolescentes en su currículum. El resultado es una mirada personal y distinta sobre el legado 'lorquiano', un diálogo entre los textos y los dibujos y de todo ello con los lectores de este siglo, que no solo tienen por qué ser los menores de la casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos