La familia política de Diego Ubis

Ubis pasea con su hija frente a las puertas del Parlamento de La Rioja. :: díaz uriel/
Ubis pasea con su hija frente a las puertas del Parlamento de La Rioja. :: díaz uriel

El portavoz de Cs en el Parlamento y liberado por su grupo compagina desde el pasado mes su labor institucional con el cuidado de su segunda hija tras acogerse a la baja por paternidad a media jornada

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

Jimena es ajena a ponencias, comisiones de investigación, interpelaciones, proposiciones no de ley y textos legislativos. Sus preocupaciones vitales se limitan a alimentarse, dormir y cuando se siente incómoda, hacerlo saber llorando. Aún no ha cumplido un mes y ya ha provocado sin saberlo una de esas situaciones inéditas que vienen sucediéndose en una legislatura singular en el Parlamento de La Rioja. Por primera vez, el portavoz de uno de los grupos se ha acogido a la baja para dedicarse a la crianza -otras diputadas ya lo hicieron en sus respectivos trabajos tras dar a luz, pero no estaban liberadas por sus tareas en el escaño- aunque sin descuidar su labor parlamentaria. «Con mi primera hija, que ahora tiene casi tres años, me tomé quince días», explica. «Ahora, desde el principio tenía clarísimo que este momento es único y mi intención era 'desaparecer' para estar en casa con la familia, pero también soy consciente de que se trata de un periodo del año especialmente intenso, con el debate de los Presupuestos por delante, la reforma del Estatuto y otros asuntos de calado», comenta Diego Ubis, quien después de informarse sobre el abanico de posibilidades ha recurrido a un permiso a media jornada.

«Lo de predicar con el ejemplo es secundario; sólo me planteo participar en un momento irrepetible» Diego Ubis

Reparto de tareas

Las cinco semanas que le corresponden como padre y que empezaron a contabilizar el 22 de noviembre se extenderá así hasta diez semanas, distribuyendo el horario entre el hemiciclo y el cuidado de la bebé.

La agenda política marca el reparto. «Si hay reuniones por la mañana, no acudo a la Cámara por la tarde; si las comisiones o las comparecencias se concentran a partir de las 15 horas, procuro hacerlo al revés», relata agradecido a las facilidades que le prestan los otros tres compañeros que completan el Grupo Parlamentario de Ciudadanos y rebatiendo algunas de las críticas que ya está empezando a recibir. Por ejemplo, su ausencia en asuntos especialmente comprometidos como la Ley de Protección Animal que se aprobó en el último pleno mientras la misma jornada acudía por la noche a un evento público en representación de su formación. «La posición respecto a la normativa ya estaba tomada con antelación y mi voto no era imprescindible; además, precisamente esa mañana tenía la cita para tramitar la baja», justifica para hacer aquí una llamada a la necesidad de agilizar la alambicada burocracia y aspirar a un modelo más ágil y flexible como el que predomina en los países nórdicos. «Mi caso no debería ser extraordinario, sino algo normalizado», opina recordando otras situaciones similares, como la que protagonizó el pasado mes de marzo el portavoz de su mismo partido en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, tras el nacimiento de su hijo.

En ese contexto, el dirigente 'naranja' descarta cumplimentar el procedimiento para recurrir al voto telemático que ya contempla la Cámara regional en este tipo de circunstancias y al que esta misma legislatura se ha acogido la diputada de Podemos, Natalia Rodríguez. «Sólo me afectaría de lleno para el pleno de Presupuestos y preveo que ahí sí podré acudir personalmente a la sesión», indica.

Ubis niega que su decisión obedezca a ningún afán populista de reivindicar la ampliación y el disfrute del permiso por paternidad del que, precisamente, Cs ha sido uno de los principales abanderados a nivel nacional. «Lo de predicar con el ejemplo es secundario», reflexiona. «Lo único que me planteo es colaborar en casa el tiempo que dura el permiso, disfrutar al máximo de unos meses que son irrepetibles», añade el portavoz naranja en el Parlamento cuya retribución -36.000 euros anuales asignados por su grupo de la subvención recibida por la Cámara- cubre ahora al 50% la Seguridad Social.

 

Fotos

Vídeos