La factura de la limpieza de la fiesta de las novatadas se eleva a 7.600 euros

Personal de la UTE Logroño Limpio trabajando en la tarde del pasado jueves en La Ribera cuando aún seguía la fiesta. :/L.R.
Personal de la UTE Logroño Limpio trabajando en la tarde del pasado jueves en La Ribera cuando aún seguía la fiesta. : / L.R.

Los servicios especiales habilitados en La Ribera y el Revellín empezaron la tarde-noche del jueves y no concluyeron hasta la mañana del viernes

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

No todo vale... ni mucho menos sale gratis. La limpieza extraordinaria de la fiesta de las novatadas, primero en el parque de La Ribera y después en el Cubo del Revellín, ha dejado una factura de 7.600 euros para las arcas municipales, es decir, para el conjunto de los logroñeses. Así lo detallaba ayer a Diario LA RIOJA el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, que cifraba el sobrecoste en 5.700 euros en la tarde-noche del jueves y de 1.900 euros en la mañana del viernes.

La UTE Logroño Limpio, tal y como adelantaba este periódico ayer, empleó a un total de 45 trabajadores la tarde-noche del jueves y 25 la mañana del viernes. Y es que a las bromas en los alrededores del campus universitario de la mañana y de la tarde le siguió un gran botellón por la noche en el entorno de la calle Norte, que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

«Los precios son los del contrato para servicios extraordinarios y se calculan por la tabla de precios de la adjudicación con el IPC actualizado, aparte de lo que le cueste a la concesionaria la capacidad de movilización para satisfacer las necesidades de la ciudad y prestar servicios en ocasiones como esta», explicaba ayer Ruiz Tutor.

«Ni todo vale ni mucho menos sale gratis», dice el concejal Ruiz Tutor

Las novatadas dejaron en La Ribera un total de 3.500 kilos de basura. Bolsas, botellas, vasos de plásticos, papeles... y ello pese a que ya de antemano se habían instalado contenedores para que la zona se mantuviese limpia, aunque dichos recipientes fueron empleados en los juegos entre universitarios y acabaron volcados en la explanada donde se concentró en principio la fiesta.

«Aunque el personal de la limpieza estaba antes no pudieron empezar a trabajar hasta las 18 horas. Y lo hicieron incluso cuando aún en la zona había universitarios de fiesta. Quitaron lo que pudieron y volvieron ya por la mañana», explicaba ayer el concejal, quien todavía se pregunta por lo ocurrido.

Más

 

Fotos

Vídeos