UGT exige poner en marcha el protocolo de prevención de agresiones en la prisión

El sindicato denuncia que aunque existe desde mayo del 2017 «se viene incumpliendo sistemáticamente»

LA RIOJA

logroño. UGT de La Rioja exigió ayer a la Administración penitenciaria que se ponga en marcha el protocolo de prevención de agresiones en la prisión de Logroño, para la que ha pedido una actualización de su categoría, al entender que ostenta una de las más bajas de España.

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Público (FeSP) de UGT de La Rioja, hizo estas peticiones a través de una nota de prensa tras las agresiones sufridas la semana pasada por trabajadores del centro penitenciario de Logroño y del Servicio Riojano de Salud.

Ese protocolo de prevención de agresiones, añadió el sindicato, existe desde el 30 de mayo del 2017, pero «se viene incumpliendo sistemáticamente por parte de la Administración».

UGT considera necesario que, de forma urgente, «la Administración penitenciaria implante una verdadera política de prevención de riesgos laborales, mejore la clasificación penitenciaria y genere programas de tratamiento y prevención de la violencia en las cárceles».

También reivindica más dotación de personal y de medios en el centro penitenciario logroñés, ya que su plantilla de trabajadores de vigilancia tiene actualmente 43 vacantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos